lunes, 7 de julio de 2014

Documentos filtrados demuestran que el títere Poroshenko se limita a llevar la guerra que le han diseñado los EEUU.

Un documento filtrado a varios medios, entre ellos a RT, revela que Kiev contempla un plan secreto de acción -elaborado por la Corporación militarista de EE.UU. (RAND)- si no logra un acuerdo con las autodefensas del este del país.
Según el documento filtrado, si fracasara el proceso de negociación con las autodefensas del sudeste del país, la única solución posible sería "la rápida neutralización de los separatistas sin escatimar en gastos y sin atender a la opinión pública".   Los posibles costes políticos y materiales quedarían compensados por los siguientes resultados de la operación:
- La eliminación de los activistas de los movimientos políticos prorrusos y la desorganización del electorado prorruso;

- La destrucción de una parte considerable de la industria del carbón (o la posibilidad de su rápido cierre), cuyas subvenciones representan una carga importante para el presupuesto de Ucrania; 

- La liquidación y/o el cierre de las entidades industriales de Donbás, lo que permitiría reducir drásticamente el consumo de gas y, en consecuencia, reducir la dependencia de Rusia;  

- Las posiciones económicas y políticas del grupo de Rinat Ajmétov quedarían seriamente debilitadas; 

- Las dificultades económicas y sociales podrían explicarse a la población en base a los costos de operación, que no habrían podido evitarse debido a la incapacidad de los "terroristas" para avenirse a un comprosmiso.  

© beforeitsnews.com
 
© beforeitsnews.com
Las posibles etapas de dicha operación militar son las siguientes:
Una primera consistente en un aislamiento total de la región. A juicio de las autoridades ucranianas, los locales de las regiones de Lugansk y Donetsk han tenido bastante tiempo para poder abandonar la zona de combate, por lo que aquellos que se han quedado "están involucrados de alguna manera en los disturbios o los respaldan".
También se prevé introducir en dichas regiones la ley marcial, suspender los poderes de las autoridades locales, así como la Constitución, implantando el control directo del presidente.

Según el plan, la región quedaría rodeada por las tropas, especialmente en las zonas limítrofes con Rusia, quedando de esa forma cerrada para las entradas, salidas y suministros de cualquier tipo de carga.  

En este territorio se suprimirían las señales de radiodifusión, internet y de telefonía, y se introduciría el toque de queda desde las 20.00 hasta las 06.00, al tiempo que se aprobaría un reglamento especial de estancia en la región para los medios de comunicación extranjeros.
Publicado enelespiadigital.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario