lunes, 14 de julio de 2014

El tablero de ajedrez: la relación USA-Rusia desde la Perestroika a la crisis de Ucrania (y III)

Por Carlos Márquez
La Estrategia de la OTAN contra Rusia
Los objetivos de la OTAN en Ucrania, a través del cambio de gobierno, eran debilitar la posición rusa en diversos planos:
  1. En el plano político: con un gobierno más prooccidental en Ucrania
  2. En el plano económico: reduciendo las transacciones comerciales entre Rusia y Ucrania/Unión Europea (UE) y el  desplazamiento de las mismas de la UE hacia Estados Unidos
  3. En el plano geoestratégico: conseguir la desaparición de la base aeronaval rusa situada en la península de Crimea.
El primer objetivo lo consiguieron con el golpe de estado, descrito por la prensa occidental como manifestaciones espontáneas producidas por el descontento de la población.
El segundo objetivo lo están actualmente desarrollando a través de la firma del Tratado de Asociación entre Ucrania y la Unión Europea (UE) y de la posible ratificación del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) entre la UE y Estados Unidos.
El tercer objetivo fue un fiasco total ya que Rusia, sin disparar un solo tiro, recuperó la soberanía sobre Crimea y fortaleció su posición geoestratégica al recuperar el control total de la base aeronaval del Mar Negro.
Las Sanciones Económicas de Estados Unidos-UE y la Disputa del Gas
A mediados de marzo, con el fin de debilitar económicamente a Rusia, Estados Unidos y la UE amenazaron con la imposición de sanciones económicas e incluso su expulsión del G8 por los sucesos que estaban teniendo lugar en Crimea y manifestaron que el referéndum de secesión si tenía lugar sería considerado ilegal. Los ministros de asuntos exteriores de la UE decidieron esperar al día después del referéndum para acordar una decisión final sobre las sanciones. Al final se decidió bloquear las cuentas de determinados funcionarios rusos y de líderes independentistas ucranianos en Estados Unidos, Canadá y en los países de la  UE, así como revocar sus visados de viaje. El encuentro de los miembros del G8 que había de producirse en Sochi en junio se canceló y se decidió que Rusia no participara en la reunión que tuvo lugar en Bruselas. El 27 de junio Ucrania firmó con la UE la parte económica del Tratado de Asociación.
Las tensiones con Ucrania hicieron que Rusia amenazara con cortarles el gas amparándose en la deuda que el gobierno de Kiev había contraído. Rusia exporta el 70% de su gas natural a Europa a través del gaseoducto que pasa por Ucrania. Los principales países receptores son Alemania, Italia, Francia y el Reino Unido. Rusia presionó a la UE para que mediara y rebajara la escalada de tensión. A fin de cuentas la UE también se vería duramente afectada por el corte y especialmente la economía alemana. A pesar de ello Bruselas no atendió a razones ya que Estados Unidos prometió que reemplazaría el gas ruso por el suyo propio (gas natural licuado) producido por fracking y de este modo asegurarse el debilitamiento económico de Rusia. Sin embargo, el método de fracking está siendo abandonado por las grandes compañías, como Shell o BP, por su enorme coste.
Figura 1: Principales gaseoductos europeos en funcionamiento (línea continua) y en proyecto (línea discontinua)Mapa de Wikipedia.
Gazprom, la compañía estatal rusa, cortó el suministro a Ucrania el 16 de junio por el impago de 4200 millones de dólares que la compañía de gas ucraniana, Naftogaz, mantenía. Gazprom aseguró que mantendría volumen de suministro para Europa y que Naftogaz debería garantizar el suministro a través de su red.  Ese mismo día un atentado terrorista hizo volar parte de una tubería de conducción de gas en el centro de Ucrania. El ministerio del interior ucraniano acusó del acto a terroristas del este y la investigación sobre la autoria del atentado no ha avanzado mucho debido, principalmente, al poco interés de las autoridades de Kiev.
La cuasi-dependencia de la provisión de gas natural a Europa a través del gaseoducto de Ucrania tiene una vía alternativa que es el gaseoducto South Stream (Figura 1). La contraofensiva lógica de Rusia pasa por acelerar el desarrollo de este gaseoducto. El South Stream, ya en construcción, comenzaría en Rusia (Beregovaya) y transcurriría por el Mar Negro hasta Bulgaria y de allí a través de Servia y Bulgaria a Austria, donde se separarían dos ramales: uno hacia Italia y otro hacia Alemania. Los Estados Unidos y ciertos aliados dentro de la Unión Europea han intentado entorpecer el desarrollo de este gaseoducto con el fin de minar la posición rusa en el mercado energético europeo. Así, el Primer Ministro de Bulgaria, Plamen Oresharski, declaró el de 8 junio que la construcción del gaseoducto South Stream quedaba en suspenso a la espera de que la UE decidiera si los adjudicaciones de las obras infligían la normativa sobre libre competencia. Plamen Oresharski había recibido, el día anterior, a los senadores americanos John McCain, Ron Johnson y Christopher Murphy. El motivo aparente era que una de las compañías adjudicatarias pertenecía a Gennady Timchenko, un oligarca ruso, bajo sanción de Estados Unidos por la crisis de Ucrania. Sin embargo, al día siguiente el Ministro de Energía de Bulgaria declaró que el proyecto no podía ser cancelado. Otros estados íntimamente ligados al desarrollo del South Stream, como Serbia, Eslovenia y Austria, han reafirmado su posición respecto al mismo, rechazando las llamadas de Bruselas y de Estados Unidos de apartarse del proyecto.
La Estrategia OTAN-Ucrania: Guerra por Cualquier Medio.
Puesto que todos los movimientos efectuados por el gobierno de Kiev, encaminados a que Rusia interviniera militarmente en Ucrania, para ayudar a los separatistas de las regiones del Este, y así implicar a la OTAN, no habían dado resultado, se dio una nueva vuelta de tuerca: el 14 de junio se creo un casus belli cuando el gobierno ucraniano permitió que elementos pro-nazis atacaran la embajada rusa en Kiev con piedras, pintura y cócteles molotov. Rusia acusó del ataque a miembros del Batallón Azov [ver parte II (1)]. A pesar de que varios coches del personal y la propia fachada de la embajada sufrieron daños, la policía no hizo detenciones. Rusia por su parte presento un borrador de resolución condenando el incidente ante el Consejo de Seguridad de la ONU pero, sorprendentemente, la condena del ataque a la sede diplomática fue bloqueada por Estados Unidos, Reino Unido y Francia.
Entre tanto los combates en el este de Ucrania se estaban volviendo cada vez más sangrientos[ver parte II (1)]. Los informes de bajas en el ejército ucraniano y la guardia nacional se acercaban al millar, hasta el 31 de Mayo, y los heridos en torno a los 700. Las deserciones dentro del ejército ucraniano eran superiores a 1400. Por su parte, no existen informes fiables de las bajas en las milicias separatistas ni en la población civil. Si existen informes de los desplazados que suman más de 100.000. La guerra está produciendo situaciones de extrema necesidad entre la población civil puesto que muchas poblaciones carecen de agua corriente, gas y electricidad. El desabastecimiento es completo en muchos pueblos y ciudades. Muchos observadores y medios independientes están denunciando que el propósito del ejército ucraniano y de la guardia nacional, bajo la excusa de detener la secesión, es producir una limpieza étnica y cultural dirigida a las poblaciones de habla rusa de las regiones del este, como ya ocurrió a mediados de la Segunda Guerra Mundial. El gobierno ruso ha elaborado un documento Libro Blanco sobre las Violaciones de los Derechos Humanos y del Estado de Derecho Registradas en Ucrania desde Noviembre de 2013 [descarga en PDF (2)] para denunciar estos hechos.
Poroshenko visita una base ucraniana durante el alto el fuego
El primer ministro de Ucrania, Petro Poroshenko, anunció un alto el fuego unilateral, el 17 de junio, que era un ultimátum para los separatistas del este, ya que durante el alto el fuego las milicias separatistas debían deponer las armas y salir del país o en caso contrario serían destruidas. Putin le replicó que el actual proceso de paz no debería tomar la forma de un ultimátum para las milicias separatistas y que no era suficiente con pausar las hostilidades, ya que lo vital era iniciar negociaciones constructivas entre las partes en conflicto. El alto el fuego fue una cortina de humo puesto que el gobierno de Kiev siguió realizando operaciones militares bajo la excusa de que sus fuerzas seguían siendo hostigadas por los separatistas. Además, Kiev se negó a que convoyes con ayuda humanitaria entraran desde Rusia y también que los desplazados pudieran entrar en Rusia desde las regiones en conflicto.
En un intento de suavizar la tensión el presidente ruso, Vladimir Putin, pidió a la Duma el 24 de junio que revocara la norma establecida en marzo que le permitía utilizar tropas rusas en territorio ucraniano. Sin embargo, dos días después, el Secretario de Estado norteamericano, John Kerry, mandó un ultimátum al gobierno ruso que tenía que demostrar, en horas, que estaba actuando para parar la revuelta en el este de Ucrania, contra el Gobierno de Kiev o, encarar nuevas sanciones. El aviso de Kerry se produjo en un encuentro entre los ministros de asuntos exteriores de la OTAN en París. En ese encuentro aprobaron apoyar militarmente al gobierno ucraniano en áreas tales como la “logística”. El 30 de junio Poroshenko reanudó las hostilidades alegando que los separatistas no habían cumplido el alto el fuego y que a través de la frontera rusa se rearmaba a los insurrectos. Putin intentó con el apoyo de Alemania y Francia que se volviera a un nuevo alto el fuego, en el cual se comprometía a que la guardia nacional ucraniana, junto con observadores de la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa), pudieran tener acceso a territorio ruso en determinados puntos de control fronterizos y comprobar el transito desde un lado a otro de la frontera. El acuerdo está a la espera de entrar en vigor.
La Estrategia Rusa ante la Crisis
Con anterioridad, en 2008, Rusia ya conocía la estrategia de la OTAN y los posibles escenarios que se podrían crear en Ucrania, como desveló un telegrama de Wikileaks (3).
Los posibles objetivos que se habrían formulado en el Kremlin en base a esos escenarios podrían ser:
1) No permitir la entrada de Ucrania en la OTAN.
2) No permitir la instalación de regimenes en Kiev rusófobos.
3) No permitir la persecución de las poblaciones ruso parlantes del este de Ucrania.
4) Intentar mantener la economía rusa saneada, mientras ésta se reorienta hacia Asia, e intentar que Estados Unidos permanezca fuera de la economía de la UE.
La forma más simple de cumplir los tres primeros objetivos sería enviar al ejército ruso a Ucrania y derrocar al actual gobierno de Kiev. Sin embargo, esta sería la victoria de los halcones de Washington que podrían mover a la guerra a la OTAN con impredecibles consecuencias, como una guerra nuclear en el peor de los casos. En el mejor de los casos, la invasión de Ucrania solo conduciría a la ruptura total de relaciones económicas entre Rusia y la UE, lo cual a su vez se podría traducir en que la UE cayera en recesión. En ese escenario Estados Unidos podría fácilmente forzar la firma del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP). El cuarto objetivo ruso no podría cumplirse ya que la política económica de la UE quedaría subordinada a la de Estados Unidos. Puesto que la acción anterior es inviable, a Rusia solo le queda enrocarse militarmente es decir mantener una posición militar defensiva y avanzar en el plano económico.
El avance económico se ha hecho ampliando los acuerdos con países de Asia, Oriente medio y de su esfera de influencia:
1) Rusia ha firmado un acuerdo de 20 años con China para proporcionarles gas natural por un importe de 400.000 millones de dólares. Ello permite que las sanciones de Estados Unidos y la UE tengan un menor impacto en su economía.
2) Por la firma de un acuerdo energético con Irán por 10.000 millones de dólares.
3) Por la firma de la Unión Económica de Eurasia entre Rusia, Bielorusia y Kazajstán.
4) Por el  desarrollo del proyecto Eurasian Land Bridge (Puente Terrestre Euro-Asiático) también conocido como la Nueva Ruta de la Seda que mejorará las comunicaciones ferroviarias de Europa con China, a través del ferrocarril Transiberiano y además con otros países de Asia: Corea del Sur, India, Kazajstán, Uzbekistán y Turkmenistan. El propósito del proyecto es favorecer el transporte de mercancías entre Asia-Rusia-Europa y dentro de los mercados asiáticos a un menor coste.
El asesor de Putin, Sergey Glazyev, sugirió en marzo que Rusia vendiera los bonos del tesoro norteamericano que poseía y abandonara el dólar como respuesta a las sanciones de Estados Unidos. Según estimaciones, Rusia es el décimo país del mundo que tiene más deuda norteamericana. Además, Glazyev expuso que la única forma de parar la política belicosa de Estados Unidos era producir el crack del dólar. Para Glazyev el gran perjudicado por las sanciones a Rusia sería la UE. El desabastecimiento energético europeo abriría la puerta al gas natural licuado norteamericano, obtenido por fracking, mucho más caro. Estados Unidos se convertiría en el único paraíso seguro del mundo. Sin embargo, Rusia tiene todavía un as en la manga: la economía de Estados Unidos podría colapsarse en un futuro no muy lejano.
¿Está Estados Unidos al Borde de un Crack Financiero?
Cámara Acorazada de la Reserva Federal
Estados Unidos tiene actualmente serios problemas de solvencia: 
1) La deuda total es mayor de 60 trillones de dólares y la deuda gubernamental alcanza los 22 trillones de dólares.
2) Tiene una enorme hiperinflación en papel moneda.
3) Los bonos del tesoro no tienen prácticamente valor. Sin embargo, el Tesoro norteamericano sigue vendiéndolos para financiar sus guerras por la democracia: Irak, Afganistán, Siria y Ucrania.
4) Las cámaras del Banco de la Reserva Federal de Nueva York en donde varios países han depositado sus reservas de oro parecen estar vacías: el Parlamento Alemán pidió la devolución de las 300 toneladas de oro que había depositado en el banco de la reserva y hasta el momento solo le han devuelto 5 toneladas; la petición de que parlamentarios alemanes pudieran inspeccionar el deposito fue rechazada por el Banco de la Reserva Federal de Nueva York.
5) En los últimos meses la Reserva Federal ha reducido la tasa de impresión de papel moneda desde 85.000 a 55.000 millones de dólares al mes. Siguiendo la tendencia a finales de este año la tasa sería prácticamente cero lo que se traduciría en  una reducción del interés de los Bonos del Tesoro. Por una parte el gobierno pagaría menos intereses pero por otro lado recaudaría menos. Sin embargo, el sistema de pensiones y los seguros se resentirían ya que en buena parte se financian a través de los beneficios obtenidos de sus carteras de Bonos del Tesoro. En una palabra, a finales de este año Washington deberá decidir si vuela por los aires el sistema social o reduce, principalmente, su gasto militar exterior.
El hecho de que todas las transacciones sobre el comercio de petróleo se hagan en dólares (petrodólares) asegura que el dólar sea la divisa standard. ¿Sin embargo, que ocurriría si una serie de países (BRIC+Irán+Venezuela) cambiaran las reglas del juego y realizaran sus intercambios comerciales con otros países en sus monedas nacionales? Evidentemente, el peso del dólar en la economía global disminuiría ya que el PIB de Brasil, Rusia, India y China es en conjunto aproximadamente igual al de la UE o al de Estados Unidos. Rusia es el es el primer productor de petróleo y el segundo productor de gas natural del mundo y el que posee mayores reservas de gas, seguido por Irán. Venezuela es el primer país del mundo por sus reservas conocidas de petróleo y noveno por su producción. El PIB de China, según estimaciones, superará al de Estados Unidos en 2015 y China es el primer exportador del mundo por volumen de ventas. Además, los países del BRIC están aumentando sus reservas de oro como respaldo a sus operaciones comerciales. Estos movimientos acentuarían aún más la debilidad del dólar (desdolarización).
Si el dólar se debilitara la tensión en Ucrania se reduciría notablemente. Queda también por ver si finalmente la Unión Europea se pliega a Estados Unidos y firma el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) del cual por ahora no se conoce demasiado por mantenerse en un estricto secreto. Algunas fuentes indican que el tratado sería muy beneficioso para Estados Unidos y bastante menos para la UE que pasaría a ser un vasallo de la economía norteamericana.
REFERENCIAS

Publicado enelespiadigital.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario