domingo, 17 de agosto de 2014

E.I. practica la limpieza étnica contra chiíes, cristianos y yazidíes en Irak

Milicias fundamentalistas del Estado Islámico

Escaparon de una muerte segura a manos de Estado Islámico (IS, en sus siglas en inglés) en las montañas de Sinjar, pero a su llegada a tierras más seguras -en el norte de Irak-, su vida sigue peligrando por la falta de ayuda humanitaria. Millares de personas se encuentran sin refugio, sin agua y sin comida en ciudades como Kocho o Zakho, donde la investigadora de Amnistía Internacional (AI) Donatella Rovera ha constatado que "la caridad de los locales" es la única asistencia que encuentran estos desplazados.

"Esta crisis humanitaria no ha empezado ahora, con la huída de miles de yazidíes cercados por IS en las montañas de Sinjar, sino en junio, con la entrada de IS en Mosul. La asistencia humanitaria debería estar organizada", denuncia la asesora de Crisis de esta organización internacional pro derechos humanos.

Los tan publicitados lanzamientos de ayuda humanitaria desde aviones o helicópteros no han llegado a la mayoría de los necesitados, evidenciando su inefectividad. Por eso, Amnistía Internacional exige "una respuesta concertada de la comunidad internacional para asistir a cientos de miles de personas desplazadas en Irak".

"La gente que huye de las montañas de Sinjar está a la intemperie, en las carreteras, sin asistencia de las autoridades locales ni de las organizaciones internacionales", denuncia Rovera en una entrevista telefónica con ELMUNDO.es. Escuelas y polideportivos están llenos de refugiados de la anterior oleada, hace dos meses, cuando IS tomó la ciudad de Mosul y provocó la huida de más de medio millón de personas. Así que los nuevos desplazados no tienen ningún lugar donde resguardarse. "Muchos han tenido que refugiarse en los edificios en construcción que jalonan la zona, que son lugares muy peligrosos para los niños", añade.

"Es difícil comprender que no se haya organizado la ayuda cuando el Kurdistán iraquí es la patria de las ONG desde hace años", lamentaba. Muchos desplazados le han contado que escuchan los aviones a distancia, pero que no han recibido ninguna ayuda.

No pueden volver
La investigadora, desplazada desde hace días en el norte de Irak, ya fue testigo de las exacciones de IS en Mosul, poco después de tomar la segunda ciudad iraquí. "IS está practicando la limpieza étnica. No se puede hablar de genocidio, no ha habido grandes masacres porque la gente huye. Por tanto, en términos del Derecho Internacional, lo que está ocurriendo aquí es limpieza étnica, porque la gente no podrá ni pensar en volver a sus casas mientras IS siga controlando la zona", denuncia.

"IS tiene como objetivo las comunidades chiíes, turcomanas, cristianas y ahora los yazidíes. Les da la opción de convertirse al islam o morir. Incluso los suníes que no piensan como ellos están siendo expulsados", afirma.

Los yazidíes son en su mayoría étnicamente kurdos y practican una antiquísima religión sincrética que toma prestados ritos del zoroastrianismo, el cristianismo y el islam.

El pánico, principal arma de IS
Según la investigadora de AI, esta presión fue más gradual en las zonas bajo control de IS en Siria. Pero en Irak, todo es más rápido. "Los cristianos de Mosul, por ejemplo, trataron de quedarse en junio. Al principio, IS no les molestó, pero después empezaron las presiones y les dieron un ultimátum: o se convertían al islam o pagaban un impuesto o se iban. Si no, les matarían. Cuando comenzaron a huir, les robaron todo", rememora.

El pánico funciona como motor de huida. En ocasiones, IS ni siquiera tiene que hacer acto de presencia en una ciudad, el rumor de que se dirigen hacia allí las vacía de gente. "Ha ocurrido ya en varias ciudades que en cuanto la gente escucha el rumor de que IS está cerca, reacciona con pánico y huye en masa. La gente está traumatizada", incide.

A IS le precede su fama de ejecutar sumariamente y encarcelar a cientos de personas. "Las matanzas ocurren en las ciudades donde los hombres cogen las armas para tratar de resistir. Hay también muchos hombres, mujeres y niños desaparecidos a manos de IS", afirma.

Publicado en: El Mundo (13/08/2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario