domingo, 17 de agosto de 2014

Rusia ampliará la base de Tartus, en Siria, y mantendrá los vuelos de sus aviones estratégicos sobre las costas de EEUU

Puerto sirio de Tartus
El periodista jordano Nahed Hattar señaló en un reciente artículo que Moscú ha anunciado un programa para desarrollar y expandir su base en el puerto sirio de Tartús el próximo año.
La base naval es el principal centro de avituallamiento de la Flota rusa del Mediterráno y la principal instalación de este tipo fuera del territorio ruso.
Según Hattar, esto es una señal de que el fin de la crisis en Siria se aproxima. Él señala que Rusia es una gran potencia y que cuando planea expandir su presencia en Siria, esto indica una clara decisión estratégica. Y un país así no aprobaría estos planes en el caso de que existiera en Siria una situación precaria o de incertidumbre política.
Esta decisión, adoptada en las más altas instancias del Kremlin, supone un reforzamiento de la alianza estratégica entre los dos países. En las últimas semanas, Iraq y Rusia han estrechado también sus vínculos especialmente tras la decisión de Moscú de enviar aviones Su-25 para ayudar al Ejército iraquí a frenar el avance del grupo takfiri Estado Islámico.
La crisis de Ucrania y la creciente hostilidad de EEUU contra Rusia, que amenaza con llevar al mundo a una nueva Guerra Fría, ha llevado a Moscú a buscar reforzar sus vínculos con antiguos aliados, como Siria o Cuba, u otros nuevos. La incorporación reciente de la península de Crimea a Rusia servirá también para fortalecer la presencia rusa en Oriente Medio y el Mediterráneo.
La decisión rusa tiene también un claro trasfondo político y muestra una clara confianza de Rusia en la victoria definitiva del Ejército y el pueblo de Siria y un aviso de que Moscú permanecerá al lado de sus amigos sirios y no permitirá en modo alguno su caída frente a cualquier complot extranjero.
La aviación estratégica de Rusia mantendrá los vuelos de patrullaje
La aviación estratégica de Rusia continuará sus vuelos pese a las declaraciones de EEUU, comunicó este lunes el Comandante de la Fuerza Aérea rusa, Víktor Bóndarev. “Continuaremos los vuelos. No les molestamos. Cumplimos nuestras tareas y no entiendo por qué se inquietan tanto”, dijo el coronel general.
Bóndarev destacó que aviones rusos no entran en zonas restringidas y que Rusia está dispuesta a probarlo con métodos objetivos de control.
Anteriormente EEUU declaró que en los últimos días aviones de la aviación estratégica rusa entraron unas diez veces en la zona de defensa antiaérea estadounidense.
Publicado en: El Espía Digital (12/08/2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario