domingo, 7 de septiembre de 2014

Intereses oscuros detrás del genocidio en Ucrania

Por "Voice of Sevastopol"
Distintos mensajes y reclamos siguen llegando desde el frente, en el Sudeste de Ucrania. Periódicamente la gente oscila de un extremo al otro –del “Putin nos ha abandonado” al “Nosotros nos encargaremos de todo”. En realidad, si nos fijamos en las cuestiones fundamentales, muchas piezas encajan. Y parece claro que Rusia no puede “dejar de lado” todo el sudeste de Novorossiya o incluso la parte de Slaviansk. Eso equivaldría a perder una guerra durante los próximos 30-50 años.

Intentaré reunir las piezas del rompecabezas, por enrevesado que parezca. De antemano, les pido disculpas – simplemente no lo soporto más, los derrotistas y pesimistas me han alcanzado. Perdónenme también la falta de referencias – mucho de lo que citaré abajo ya ha aparecido previamente pero no tengo ni ganas ni tiempo para tratarlas todas ellas.

La deuda pública estadounidense de 18.5 trillones de dólares es bien conocida y ya ha sido ampliamente discutida. Además de ese factor básico, hay varias tendencias fundamentales; una de las cuales es, tarde o temprano, la cuestión de los recursos energéticos, la que va a primar sobre todas ellas.

Piezas del Rompecabezas:

  alt

Esta es la generación de energía actual por diferentes fuentes (área azul en la parte inferior –hidroeléctrica, área gris de encima – carbón, siguiente capa – gas y petróleo, y la última capa – energía nuclear), y la línea roja muestra el consumo de energía en gigavatios. La tabla en su conjunto muestra un posible pronóstico para el periodo 2010-2100. Nótese que la línea verde curvándose hacia arriba mostraría fuentes de generación de energía que se supone que se desarrollarán para reemplazar a las tradicionales (concretamente, fusión nuclear con ignición por láser).

El punto más importante de este gráfico radica en que para el año 2030 está pronosticado el principio de un prolongado declive en producción energética. Este gráfico procede del sitio web de la Administración de Información Energética del gobierno estadounidense: http://www.eia.gov/totalenergy/reports.cfm.

Durante mucho tiempo se creyó que no era más que alarmismo, provocado para extraer algo más de dinero para financiar programas científicos. Pero hay un punto significativo – el sitio web es en sí mismo una fuente de información autorizada para muchos propósitos, incluida la toma de decisiones de políticos (decisiones como a quién financiar, y cuánto).
alt
Proporción de Recursos en Producción de Energía Primaria.

Horizontal:
Amarillo – Agua
Azul – Nuclear
Rojo – Renovable sin agua

Vertical:
Marrón – Gas
Azul – Carbón
Verde – Petroleo

Si suponemos que las tecnologías solar y eólica se desarrollarán al mismo ritmo que han hecho otros sectores de la industria de la energía (como, por ejemplo, el crecimiento exponencial de la energía nuclear en los 15 años posteriores al 1965), para el año 2050 los sectores energéticos alternativos al gas, petróleo y carbón proveerán la mitad del monto necesario para mantener las necesidades de una población global decreciente y envejecida. Lo cual significa que seguiremos necesitando gas, carbón y petróleo al menos hasta 2050.El propósito del análisis es muy simple – determinar cuan realista es pensar que la Industria Energética puede reemplazar tecnologías tradicionales (quema de gas, carbón o petróleo) por alternativas –nuclear, hidráulica, solar, viento. El modelo toma el escenario más optimista desde el punto de vista del consumo. Prevé cambios mínimos en consumo debido al incremento de población global, dada la curva de envejecimiento entre la población general (según la cual la población general alcanzará un pico y gradualmente declinará debido al envejecimiento poblacional hacia el año 2045).

La reciente (de Mayo, si no recuerdo mal) entrevista con el Ministro de Energía de Alemania fue más peculiar, en la cual un funcionario del gobierno alemán finalmente admitía un hecho hace tiempo reconocido por todos los físicos y tecnólogos:

La producción solar y eólica viene en avalanchas, no es constante. Puede que haya sol, y quizá haya brisa – o quizá no. Estos tipos de generación de energía requieren enormes baterías para almacenar energía, equivalente, por ejemplo, a la capacidad necesaria para proveer el monto energético de una ciudad o una región o país. Así que cuando el viento este en calma o cuando llueva, la batería pueda suministrar energía a los consumidores. El punto principal del ministro era que hasta dentro de 10-15 años no resolveremos el problema de cómo fabricar tales baterías. Eso significa que las centrales eléctricas de energía solar y eólica no pueden competir con las convencionales de combustible. Excepto en aquellos casos en los que, para una sola familia, pueda usarse una batería solar –del tamaño de una letrina.

¿Qué tiene esto que ver con Ucrania, Novorossiya y la reconfiguración del mundo? Miren la imagen de conjunto e imagínense que todos los senadores y congresistas estadounidenses, Obama y Merkel, y todos los demás por todo el mundo hacen lo mismo. Y no importa lo ajustada que sea la imagen en su conjunto – esas personas están tomando decisiones con esa imagen en mente. La imagen es clara: es esencial hacerse con los recursos petroleros, gas, carbón inmediatamente (antes del 2030), así como los medios para transportarlos (especialmente oleoductos para petróleo y carbón). Y el que tenga éxito tomando posesión de tantos como pueda está asegurado que se convertirá en el líder y capeara el temporal de la crisis prevista para 2030. Esto será dentro de unos 15-16 años.

Este es el motor que mueve muchos de los juegos que vemos en el mundo moderno. Tomemos la revolución del fracking como ejemplo. Un fenómeno bastante ambiguo, en realidad. Tenemos ambos pronósticos y análisis, optimistas y pesimistas.

Y se continúan haciendo tales esfuerzos. La razón es bastante clara en la imagen de arriba: pájaro en mano vale más que ciento volando. Si no tienes tu propio gas natural, la producción de esquisto por fracking – a los precios de hoy día – se convierte en justificada y rentable.

Así que vemos esfuerzos histéricos por crear fuentes de energía alternativas tales como la fusión nuclear. Estados Unidos ha invertido ya un par de billones de dolares en tecnología de ignición por láser a través de Livermore Laboratory, que tras 20 años no ha conseguido “encender” nada, aunque vaya de éxito en éxito por la larga ruta hacia el éxito:

Centro Nacional de Ignición anuncia cantidad récord en energía de fusión.
¿”Ruptura” en el NIF? En realidad, no.
Científicos manifiestan haber producido fusión nuclear.

Pero este no es el final de la historia. En los Estados Unidos hay otro proyecto alternativo en marcha – Omega – en la Universidad de Rochester.

El problema se agrava con el hecho de que los 2-3 billones de dólares que se necesitan para mantener el proyecto en marcha no están disponibles; los billones se fundieron como la nieve en primavera. Así que se ha vuelto necesario traspasar los costos del proyecto científico sobre los hombros de los europeos, quienes desde 2005 (primero sobre el papel, y desde 2008 de forma real) han estado trabajando en el programa de Ignición Controlada de Fusión Nuclear (con alguna asistencia americana):

Web oficial de Hiper Laser; y
Entrada Wikipedia de Hiper Láser

Francia tiene un programa propio de Ignición Láser de Fusión Nuclear – Megajoule. Japón tiene también un Programa de Fusión Láser, a pesar de sus problemas con Fukushima.

Francia continúa construyendo su reactor de Fusión Nuclear alternativa a toda velocidad – bajo la base de la antigua idea soviética de contener la reacción entre fuertes campos magnéticos en un complejo Tokamak [Nota: el Tokamak es un dispositivo que usa campos magnéticos para contener el plasma en la forma de un toro].

Aunque ahora es un gran proyecto internacional con participación de países que incluyen Europa, China, Rusia, USA, India, Japón y Corea.

El hecho de que billones de dólares y euros se hayan invertido en ciencia avanzada y tecnología de Fusión Nuclear, a pesar de la crisis financiera, debería despejar toda ilusión. El espectro del declive de producción energética ha golpeado a los políticos como un problema muy serio. Se toma como una señal para moverse. Aquellos que se aseguren fuentes de recursos energéticos suficientes para el 2030 podrán sobrevivir. El resto tendrá que luchar por los recursos, aniquilándose entre ellos, o caerán literalmente en la era de la leña y el estiércol.

Y mira por dónde aparecen… esos astutos ucranianos con su gas de esquisto.

Desde siempre se ha dicho, no deberías alardear de tu gas o petróleo, o llamarás a una democracia que te caerá encima. Estaban avisados pero no hicieron caso; mejor despreciaron a Moscú.

Y ahora analicemos cuidadosamente las estadísticas del yacimiento de gas de esquisto deYuzivska (sur de Kharkov y norte de la región de Donetsk):

Capacidad estimada, 4 trillones m3;
Capacidad de producción planificada (por ahora), 10 billones m3 por año; e,
Inversiones planificadas para el desarrollo de los yacimientos de gas de esquisto Yuzivskay Odessa (¡hurra!) para los próximos 30 años – del orden de 50-70 mil millones de dólares.

Todo ello asumiendo que el precio del gas en Europa se mantenga al nivel actual – 400$ por 100 m3. Tras un simple cálculo estimativo podemos ver que las cavidades subterráneas de Donetsk y Kharkov contienen 4×400$ billones = 1600$ trillones.

Los ingresos anuales a los precios actuales pueden alcanzar, como mínimo, 10×400 millones = 4 billones de dólares.

Permítame preguntar, ¿qué podría hacer alguien por conseguir 1.5-2 billones de dólares? Esto despierta los peores instintos. ¡Y refiriéndonos tan sólo al yacimiento Yuzivska!

El panorama se aclara repentinamente, digamos por ejemplo, la composición del consejo de administración de la compañía que planea ayudar a Shell con la producción del gas.

A propósito, nótese que en ese artículo, y arriba, se menciona el yacimiento de gas de esquisto de Odessa… Y si echamos un vistazo al mapa de los yacimientos ucranianos de gas de la región de Poltava, donde las pruebas de perforación ya han empezado.

Se pueden añadir un par de detalles insignificantes.

Comparemos el mapa del teatro de operaciones en el sudeste con el mapa del yacimiento Yuzivska. Curiosa coincidencia. Recordemos que la concesión para explotar el yacimiento de gas Yuzivska la ganó la británico-holandesa Shell, que inmediatamente mostró su interés por perforar lo antes posible (primera mitad del 2014) y la producción de gas ¡para el 2015! (¡el tiempo es oro!). Recordemos un reciente acontecimiento en la región de Donetsk sobre el gas de esquisto. Perdón por la referencia, pero en este caso viene como anillo al dedo. En noviembre-diciembre del 2013, amas de casa con ollas y sartenes protestaron contra las perforaciones de gas de esquisto.

Y, finalmente, veamos el mapa de los gaseoductos que atraviesan Ucrania. … y trate de encajarlo mentalmente sobre el mapa del yacimiento Yuzivska. No hace falta un gran esfuerzo para ver que el yacimiento Yuzivska está muy cerca del gaseoducto principal del Soyuz y que se necesitaría una cantidad relativamente pequeña de dinero para conectarlo con el área de extracción y desde allí directamente con Europa. Aunque eso no le gustaría mucho a Gazprom.

El puzle: la distribución del mundo según los recursos de gas
Miremos las piezas. La batalla se libra mirando hacia la crisis energética prevista para 2030. Es simple: quien se haga con el lugar en el que se encuentran los recursos gana. Lloraremos a quien no lo logre. Así que no hay que esperar nada de Occidente. Si pueden morder y arrancar un trozo, lo harán sin pensar siquiera si está bien o si les corresponde. Esto explica la actitud de Estados Unidos y Europa, aparentemente inadecuada, pero apropiada para aquellos que miran hacia una crisis energética global. No habrá piedad para aquellos que se queden atrás, serán los primeros en morir.

Perspectivas de gas de esquisto en Ucrania
alt
Dos regiones de Ucrania, Olesskiy (en rosa en el mapa) y Yuzovskiy (en rojo o naranja cerca de la zona de Dnipropetrovsk-Donetsk, han comenzado a desarrollar explotaciones de gas de esquisto. Las cuencas están marcadas en amarillo.

El volumen de las reservas según diferentes fuentes:

Servicios geológicos del Gobierno: 7 trillones de metros cúbicos.

Agencias internacionales de energía: 1.2 trillones de metros cúbicos.

Ministerio Ucraniano de Energía y producción de carbón: 5 trillones de metros cúbicos.

La participación de Shell explica la postura de Europa. A primera vista parecería que Europa juega en pareja con Estados Unidos, contra sus propios intereses, pero no es así. Shell es fundamentalmente una empresa europea y los principales usuarios potenciales de gas de esquisto también lo son. La esperanza es conseguir que el gas de Donbass sea más barato que el de Gazprom. Para ello es necesaria una primera inversión: la infraestructura de transporte ya está disponible. Y es por esto que Europa mantendrá inamovible hasta el final su postura sobre Ucrania (aunque desde fuera parezca absurda). En su búsqueda por el gas más barato, tratan de llevarse Ucrania de una pieza. Y cuando dejen el país seco, en 30 o 40 años, lo tirarán como a un esqueleto en un pozo. Quien lo quiera entonces, podrá tenerlo. Pero está la cuestión del dinero: ¿qué es más barato? Puedes invertir millones en fusión láser sin garantía alguna o puedes invertir el mismo dinero en desarrollar el gas de esquisto, espeicialmente si este está situado en una zona ya preparada para el transporte de grades cantidades.

La población

Pese a las garantías de Shell de que el proyecto era seguro, la primera perforación en la zona del norte de Donetsk causó emisiones de gas con las que la población local no estaba contenta en absoluto. Y ahí está el problema: hay que tener en cuenta a la población. En el peor de los casos, en Estados Unidos, los agricultores han logrado sacar a las compañías de gas que habían destrozado su fuente de agua unos 2-3 millones de dólares, algo que ha sido profundamente instructivo para las compañías. Hay dos salidas a la resistencia de la población al gas de esquisto, una buena y una mala. La “buena” sería realojar a aquellos que no están de acuerdo, pagar por realojarles y pagar su nueva casa. Estimemos el coste de esta opción:
alt
¡Queremos vivir! ¡Fuera de Ucrania!
¿Cuánto cuesta una casa en Donetsk? Puede que 20.000 rublos. La parte norte de la provincia de Donetsk, que solía ser un bastión industrial, tiene una población de un millón, la mayor parte de ella concentrada en las ciudades de Slavyansk y Kramatorsk. Digamos que una familia tipo está formada por tres personas, lo que hace unas 330.000 familias. Para reubicar a esta población costaría un mínimo de 6.6 millones de rublos.

Había prevista una inversión de entre 3 y 4 billones de rublos para la primera fase en esta región. No había necesidad de una sola gota de gas los dos primeros años, solo distribuir el dinero a la población, las madres, los niños, los mayores… ¿Pero necesita esto Europa? La vía mala sería llegar a un acuerdo con Ucrania, con aquellos que ya se han atrincherado en el Gobierno de Kiev, para preparar el terreno para la producción de gas. Y que sean ellos los que se ocupen de todo, de disparar a la población, de internarlos en campos…

La democracia de Shell mirará para otro lado. De igual manera, aquellos con intereses en el gas en Europa serán incapaces de ver ningún genocidio. Y para este plan sería necesario un genocidio completo. El coste monetario de este plan sería mínimo. Se puede eliminar a medio millón al día, con 40 días toda la población habría desaparecido. Así que la población de Donbass no tiene que equivocarse. Van a ser expulsados de los campos de gas de Yuzovsky o van a ser asesinados. No creo estar alejado de la realidad cuando digo que sumas modestas ya se han entregado a partes interesadas y la limpieza está en marcha.

No es una coincidencia que Strelkov siempre haya mencionado que los ucranianos disparaban a zonas y ciudades pacíficas. Y Europa seguirá sin ver el genocidio aunque los ucranianos cubran Donbass con una capa de napalm.

La geología
Para extraer gas de esquisto es necesario disolver piedra caliza usando una mezcla de ácidos. En Estados Unidos este proceso ha causado ya problemas medioambientales, principalmente la contaminación del agua. Pero al menos la superficie no se colapsa, porque el gas local tiene altas concentraciones de arena y arcilla, elementos que el ácido no disuelve. Las capas de esquisto sostienen la superficie una vez que el gas ya se ha extraído. Es diferente en Donbass, donde las rocas contienen más piedra caliza. Pocos conocen que Karachun es popularmente conocido como la montaña de tiza. Está principalmente compuesta de creta, igual que gran parte de la región de Slavyansk-Kramatorsk. Desde el punto de vista de la extracción de gas, una alta concentración de creta es altamente beneficiosa, ya que se disuelve con mayor facilidad y en grandes cantidades, liberando así grandes cantidades de gas. ¿Pero qué pasa en la superficie? Se colapsará.

Así que volvamos al plan A. La población debe estar lejos para que comience la extracción o los costes de una demanda colectiva de más de 3 millones de personas dejarán en duda el nivel de beneficios del proyecto. Así que es inútil buscar una posición mínimamente constructiva en Europa en relación a la guerra de Donbass. La guerra representa los intereses de Europa, que busca eliminar a la población.

El gaseoducto principal
El Gobierno ucraniano controla, por el momento, la totalidad de las vías de transporte de Gazprom, pero las palabras de Yatseniuk hacen ver que esto va a cambiar pronto. La decisión no parece ser la esperada. El objetivo es proveer un creciente volumen de gas de esquisto, lo que se espera de la formación de Yuzovsky. El problema viene cuando haya que mezclar el gas natural de Gazprom con gas de esquisto de menor calidad. Sospecho que este gas de esquisto extraído no será posteriormente purificado en exceso –después de que la creta se disuelve, será bueno comparado con el gas americano. Pero la composición y la calidad en términos de valor energético será inferior al de Gazprom… El gaseoducto estará bajo presión, aunque no de inmediato, ya que no se querrá elevar excesivamente los precios, que aumentará a medida que la extracción en Yuzov aumente.

Gazprom no será capaz de probar nada de esto ante una corte europea. En un futuro inmediato Ucrania adoptará las leyes que Europa y Estados Unidos exijan, por lo que Gazprom será progresivamente expulsado de las vías principales. Una parte importante del puzle es extender el conflicto a Kharkiv, especialmente al sur de la provincia. Los objetivos y los resultados antiterroristas serán los mismos que en Donbass: expulsar a la población local.

La población es un obstáculo que podría elevar los costes de producción. Lo mismo se puede aplicar a la región de Poltrava, donde pronto se encontrarán terroristas entre la población civil, que serán asesinados por valientes ucranianos en una tercera etapa de la operación antiterrorista. La cuarta etapa será en la región de Odessa, donde Kolomoisky ya ha comenzado con éxito la labor. Muchas piezas del puzle encajan con esta teoría: la llegada de Nuland a Odessa (de por sí un puerto de tráfico de drogas y única gran salida al mar, algo que también es importante, aunque el gas y el petróleo también lo son); parte de los negocios de Kolomoisky, recientemente revelados por expertos de Estados Unidos. Información revisada sobre las reservas de Odessa hacen que sea tan importante como Yuzovka.

Veremos el mismo problema con la población en Odessa, incluyendo el hecho de que la base de piedra caliza se disolverá completamente al extraer el gas, lo que puede hundir la superficie. Así que parte de la población de Odessa estará en manos de terroristas otra vez y habrá un genocidio.

Queridos amigos, aquellos que lo han perdido todo y los que aún piensan que Putin puede salvar el mundo. Sospecho que Putin y la gente importante de Gazprom conocen el problema. Y saben que Strelkov, Abver, Boroday y otra gente amable tiene en sus manos la clave, no solo de la riqueza, sino de la vida de Gazprom y del bienestar de la población rusa.

Son ellos los que determinarán si Gazprom se mantendrá al frente del mercado europeo del gas los próximos 5-10 años o si será expulsado del mercado por las extracciones de Shell en Donbass. Cada cual puede evaluar las consecuencias de estas pérdidas. Esas pérdidas son inaceptables para Rusia. Incluso el más inexperto contable aceptaría que es más rentable aportar 100 millones en ayudas a las repúblicas populares que perder un gaseoducto en beneficio de Shell o permanecer en un mercado europeo con precios superiores a los de Shell.

O reconstruir completamente Donbass. Hay algo que tenemos que tener en cuenta: se trata de un tema delicado y es tan importante que por un tercio de trillón de rublos puede estallar una guerra regional. Y nuestros socios saltarán a ella sin dudarlo. Ya he sugerido lo que está en juego, por lo que es necesario trabajar con sutileza.

Pero el pánico creado en internet, ese “Putin es culpable de todo” es útil, ya que crea el contexto necesario para Ucrania y nuestros socios para llevar a cabo su plan.

Traducción por: El Espía Digital (31/08/2014)
Originales en: The Voice of Sevastopol I (03/08/2014) y II (04/08/2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario