viernes, 7 de noviembre de 2014

Crisis en el este de Ucrania altera la ultraderecha postsoviética

Miembros del Pravy Sektor (Sector Derecha) estarían desapareciendo misteriosamente en distintas ciudades ucranianas.





















Activistas radicales comienzan a desaparecer en Odessa, Járkov y Kiev

Residentes locales dicen que los partidarios del Pravy Sektor siguen desapareciendo misteriosamente, y que se desconoce su paradero.

Mykola Dotsenko, conocido como el "cosaco de Odessa" en los círculos nacionalistas, desapareció recientemente. Dotsenko estuvo implicado en la paliza a Néstor Shufrich, un diputado de la Rada Suprema (Parlamento) perteneciente al Partido de las Regiones. Varvara Chernoivanenko, una portavoz del Pravy Sektor en Odessa, confirmó los informes de su desaparición.

Los involucrados en la masacre del 2 de mayo de 2014 en la Casa de los Sindicatos de Odessa, han comenzado a desaparecer uno tras otro. El cuerpo del Sotnik (capitán) Mykola quien también disparó contra las personas que fueron conducidos dentro de la Casa de Odessa de Sindicatos se encontró el otro día.

Un miembro de Pravy Sektor que ayudó a derribar un monumento a Lenin en la Plaza de la Libertad de Járkov fue golpeado en la ciudad delante de las cámaras de vídeo. Los agentes de policía prefieren no intervenir en el conflicto entre los llamados Vengadores del 2 de Mayo y los integrantes de Pravy Sektor.

Oleksandr Kalashnik, Jefe Adjunto de la sede del Batallón Donbás y activista del Euromaidán antes de las hostilidades en el este de Ucrania, ha desaparecido en Kiev. Fue visto por última vez dejando una base militar en la localidad de Novi Petrivtsi. Aunque la policía no ofrecen teorías sobre su desaparición, dicen que los secuestros de activistas Euromaidán están en su lista de prioridades.

La Iniciativa de Búsqueda del Euromaidán, que ha monitorizado el seguimiento de los activistas desaparecidos desde febrero, enumera 57 personas que faltan.

Publicado en: ukraina.ru (09/10/2014)

Traducción: Geopolítica Multipolar
----------------------------------------------------------------------------------------------------------

"La enfermedad del nacionalismo de Putin", o por qué ha perdido popularidad la "Marcha Rusa"

Neonazis participantes en la 'Marcha Rusa' del pasado 4 de noviembre. Este sector de la ultraderecha rusa es hostil a Novorrusia y mantiene contactos con los batallones de Kiev que hostigan a la población rusa del este de Ucrania.






















"Marcha rusa" el 4 de noviembre, a la que apenas asistieron tres mil participantes. Esto es debido al hecho de que los nacionalistas rusos se dividieron sobre la cuestión de Ucrania. Informes DW.

El martes 4 de noviembre en Moscú hubo tres marchas nacionalistas: dos "marcha rusa" y la manifestación pro-Kremlin "Somos uno". El evento oficial de "Rusia Unida", fue realmente masivo, mientras que la "marcha rusa" juntos no llegaban a los tres mil participantes. Corresponsal de DW pasó por la marcha en Lublin, para evaluar las perspectivas políticas de la extrema derecha rusa.

Kremlin gana al nacionalismo entre los nacionalistas

- "¿Por qué estáis tan pocos?" - "Todos están enfermos." - "¿Qué?" - "Enfermos del nacionalismo de Putin," - dijo uno de los organizadores de la "marcha rusa" a DW en Lublin Dmitry Dyomushkin al final del evento. Parece que ya ha reconocido su derrota. "Es un hecho - dice Dyomushkin -. Tal vez el año que viene voy a ser nadie a quien llamar en absoluto."

Uno de los organizadores de la "Marcha Rusa"
en Lublin, Dmitry Dyomushkin
"Examen de las fuerzas de" extrema derecha rusa, celebrada este año en un bajo número récord de participantes, dice Vera Al'perovich experto del Centro de Derechos Humanos "Búho", que no son los primeros monitores sentimientos radicales en Rusia. "Incluso si se suman el número de manifestantes" marcha rusa "en Lublin y la" alternativa "marcha sobre Shchukinskaya, todavía será más pequeño que nunca", - dice Alperovitch. Según las estimaciones, "búho", una marcha en Lublin, donde antes había en torno a los 10 mil nacionalistas, este año llegó a sólo 1.800 personas.
Según Al'perovich esto se debe al hecho de que los nacionalistas radicales perdieron su agenda política: "Si hace un año se sentían como la realeza, ahora reina el ultra-pesimismo". Anteriormente, los nacionalistas se dieron cuenta de que, incluso si algunas personas marcharán, apoyo moral en la comunidad es alta, dijo Alperovitch: Pogrom en Biryulyovo, los programas electorales de los candidatos a la alcaldía de Moscú - todo lo que dijo que la sociedad apoya los sentimientos nacionalistas "Ahora, de acuerdo con experto y ultra sentir el programa nacionalista está monopolizado por el Kremlin, y por lo tanto no ven razón para participar en la promoción.

Sólo calma

De hecho, la marcha en Lublin no hizo una experiencia mortal. Filas participantes pareja de edad - si los manifestantes anteriores del kernel eran adolescentes, pero ahora, de acuerdo con las observaciones de DW, se hizo más de los mayores de 30 y hasta más de 50. Los lemas de la marcha no fuera demasiado radical, prácticamente no hubo incitación pública a la violencia - nacionalistas limitados consignas que se han convertido en lugar común en medio de ellos: "Moskvabada que no necesitamos", "Libertad para los presos políticos", "derogación del artículo 282 del Código Penal".

Una parte de los nacionalistas rusos está en contra de la guerra en Ucrania.
Según el director, "Búho" Alexander Verkhovskiy, en marzo los organizadores advirtieron a los participantes que no van a faltar los carteles de consignas radicales - los líderes temían que los nacionalistas perederutsya debido a los desacuerdos sobre la cuestión ucraniana. De hecho, entre los manifestantes en Lublin había los que apoyaban a los separatistas de Donbass, y los que comparten los valores de los nacionalistas ucranianos. Una de las columnas, incluso gritando la consigna "¡Gloria a Ucrania!", para lo cual al final de la marcha fue detenido casi por completo por la policía antidisturbios de Moscú. Otros manifestantes les llaman "provocadores".

¿Quién vive en Ucrania?

Dividir debido al hecho de que la extrema derecha en Rusia indeciso acerca de alguien que vive en Ucrania, Vera Al'perovich explicó: "Dentro de una vista, los ucranianos atacaron Rusia, que necesita ser protegido dentro de otra representación de la vida en Ucrania, el 90 por ciento de Rusia, por lo que. luchar contra ellos no es necesario ". En particular, esta opinión es compartida por el líder de la asociación "Ruso" Dmitry Dyomushkin: "No entiendo por qué el ruso debe luchar contra el ruso," - dijo durante la marcha.

Hay quienes creen que los ucranianos tienen derecho a construir su propio Estado-nación, por lo que es necesario apoyar a los "colegas" - nacionalistas en Ucrania, dijo Alperovitch. Es por esta razón por la que en 2014 tomó dos vuelos: en Shchukinskaya todos los participantes simpatizaban con el autoproclamado "Nueva Rusia" y en Lublin eran representantes de los tres puntos de vista, pero aún así la mayoría estaban en contra de la "Nueva Rusia", dijo el centro experto "Búho".

Los manifestantes llamado Sergei en una conversación con un periodista confirmaron dividida estado DW en los medios nacionalistas. "Nos sentamos en la misma mesa, no podemos estar de acuerdo, - compartió sus dudas joven nacionalista -. Algunos dicen que matar Bandera de Rusia en el Donbass, otros -. Que en Ucrania los mismos nacionalistas que nos ayudan a luchar contra los Judios" Según Sergei, "marcha rusa" no fue numerosa, porque sus potenciales participantes eligieron un evento oficial de "Rusia Unida" en la Tverskaya. Una gran cantidad de amigos Sergey general llegó a ninguna parte 4 de noviembre. ¿Por qué? "Ellos están confundidos", - explicó el joven nacionalista.

Publicado en: Deutsche Welle (04/11/2014)

Traducción: Geopolítica Multipolar


-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Radicales de Pravy Sektor se interesan por el sur de Rusia

Radicales del Pravy Sektor




























Radicales ucranianos del grupo de ultraderecha Pravy Sektor (PS) muestran interés por la región meridional rusa de Volgogrado donde podrían reclutar partidarios entre trabajadores de plantas industriales sumidas en depresión, escribe este viernes Nezavisimaya Gazeta.

El periódico recuerda que la policía detuvo el 4 de noviembre un microbús con cinco activistas de Pravy Sektor que llegaron a Volgogrado para participar en la llamada Marcha Rusa.

El Pravy Ssektor se interesa por la región desde hace meses, según el politólogo Evgueni Kalinin.

"Hasta ahora se han centrado en el campamento de refugiados ucranianos en Volzhski (a unos 20 km al noreste de Volgogrado) y en el personal de la planta química Jimprom, actualmente inoperativa. Como el campamento ya no existe, dedicarán más atención a la antigua planta de defensa que atraviesa por una situación muy crítica", advierte el experto.

Fuentes del ayuntamiento también relacionan con Jimprom el creciente interés de los radicales ucranianos por Volgogrado.

"Desde mediados de octubre se rumoraba que trabajadores de la planta, en paro como consecuencia de una gestión ineficaz, iban a participar ampliamente en la Marcha Rusa del 4 de noviembre. Activistas de Pravy Sektor pensarían aprovechar su descontento en beneficio propio", opina un funcionario.

Representantes de los cuerpos de seguridad rehúsan ofrecer comentarios al respecto.
El analista Alexéi Krimin piensa que en el futuro los radicales del PS mantendrán su interés por las plantas rusas en crisis.

"Como regla general, se trata de antiguas fábricas del sector de defensa que no han sabido adaptarse a las nuevas relaciones económicas o simplemente han sido saqueadas por sus ejecutivos. El cierre de esas empresas deja en la calle a miles de personas, algo que han intentado aprovechar en el pasado los partidos de la oposición rusos. Todo apunta a que los ultranacionalistas ucranianos, no solo los rusos, también tratarán de jugar ahora la carta de las protestas obreras", señala el experto.

Publicado en: RIA Novosti (06/11/2014)
--------------------------------------------------------------------------------------------------------

Voluntarios ucranianos amenazan a Kiev con golpe de Estado

Grupos de alistados en la Guardia Nacional que integran los batallones de castigo de la Junta de Kiev contra la población
civil del este de Ucrania.
























Los militares voluntarios ucranianos amenazaron este viernes al Gobierno de Kiev con un golpe de Estado, si no mejora la situación de este país, según informa la agencia de noticias ‘AFP’.

"Vamos a darles 6 meses para demostrar que el país ha cambiado, que aun siendo difícil, hay una luz al final del túnel... de no ser así, habrá un golpe militar", ha declarado Yuriy Bereza, comandante de las fuerzas voluntarias Dnipro-1.

En ocasiones anteriores, también, las fuerzas voluntarias de autodefensa de Ucrania habían mostrado su desconfianza con las autoridades del país, pero esta es la primera vez que amenazan directamente a Kiev.

Los integrantes de estos grupos repudian al presidente ruso, Vladimir Putin, y le acusan de haber invadido Ucrania, pero aseguran que odian del mismo modo al Gobierno de Petro Poroshenko, a quien acusan de corrupto y de ser aun peor que Víktor Yanukóvich.

Muchos de los miembros de estas unidades paramilitares, supervisados por el Ministerio del Interior de Ucrania, tienen ideologías ultraderechistas. Por ejemplo, el Batallón Azov usa el emblema del Wolfsangel, utilizado durante la Alemania nazi.

Igualmente, los voluntarios acusan a Kiev de sacrificar a las fuerzas de autodefensa en las batallas contra los activistas prorrusos. El más destacado ejemplo, según ellos, es la batalla de llovaisk, cerca de Donetsk, al este de Ucrania.

"Los que estuvieron en la guerra no aceptarán ceder", ha dicho el portavoz de la gobernación de Dnipropetrovsk, Svyatoslav Oliynyk, asegurando que, de no mejorar la situación, las fuerzas voluntarias atacarán Kiev.

Igor Kolomoisky, el dueño de Ucrania


El oligarca judío Ígor Kolomoisky (a la izquierda de la imagen) financia grupúsculos neonazis como el batallón Azov.

























Ihor Valeriyovych Kolomoyskyi (ucraniano: Ігор Валерійович Коломойський; ruso: Игорь Валерьевич Коломойский, Igor Kolomoisky, nacido el 13 de febrero 1963). Es un judío oligarca con ciudadanía ucraniana, chipriota e israelí, y actual Gobernador del óblast de Dnipropetrovsk y presidente de la Comunidad Judía Unida de Ucrania (UJCU).

Kolomoyskyi es un multimillonario clasificado como el segundo o el tercer hombre más rico de Ucrania (después de Rinat Akhmetov y Viktor Pinchuk) desde el año 2006 y la 377a persona más rica del mundo por la revista Forbes (a partir de 2011). Está considerado como uno de los más ricos integrantes de la comunidad israelita. De acuerdo con la revista Forbes, su patrimonio neto es de USD 3b, mientras que el Korrespondent lo considera USD 6.5b. Kolomoyskyi es cofundador del PrivatBank, el banco comercial más grande de Ucrania y es el socio principal del grupo empresarial más grande de Ucrania, Privat, y presidente de facto del FC Dnipro Dnipropetrovsk. Controla cerca de 200 negocios y activos estimados en 14 mil millones USD. Tiene en sus manos el 20% de la capacidad mundial de producción de ferroaleaciones y el 12% de las reservas de mineral de manganeso.

Euromaidán

El gobierno ruso ha afirmado que Kolomoyskyi ha financiado a los grupos autodenominados "nacionalistas" Svoboda, Pravy Sektor y el Batallón Azov (compuesto por voluntarios europeos) en el Euromaidán y la guerra civil, aprovechando el tradicional sentimiento anti-soviético del pueblo ucraniano.

En una entrevista con el diario Capital News Kolomoyskyi afirmó que el deseo de unir a las comunidades judías en Europa puede ser una fuerza que contribuya a la adhesión de Ucrania a la Unión Europea:

"En cuanto a Ucrania, que de hecho siempre ha sido parte de la familia europea, es posible que sea la comunidad judía la locomotora que la conducirá a la Unión Europea."

Refiriéndose a las relaciones con Israel, Kolomoysky habló acerca de su importancia para todas las comunidades judías en Europa.

"La comunicación con Israel es el cordón umbilical que nos une. Nunca debe ser interrumpido. Por otra parte, todos los judíos de Europa se sienten parte de Israel y no me veo sin este país. Es nuestro presente y nuestro futuro, todos nosotros nos preocupamos por Israel".

Aún más revelador es la actitud de los líderes judíos acerca del partido Svoboda, cuyo principal ideólogo Mihalchishin en una de sus videoconferencias llamó al supuesto asesinato en masa de los judíos durante la Segunda Guerra Mundial un "período brillante de la historia", y el 9 de mayo de 2011, personalmente al mando de tropas de skinheads provocó enfrentamientos masivos en Lviv con veteranos soviéticos de la Gran Guerra Patriótica.

Kolomoysky no sólo defendió a Svoboda sino que, como ha señalado el líder comunista Petr Symonenko, proporcionó financiamiento de las campañas del partido en el consejo regional de Ternopil. A finales de 2010 Kolomoysky dijo que

"ya no se considera a Svoboda organización ultranacionalista. Por lo que veo en la televisión –dijo– Svoboda está claramente desplazándose de la 'ultraderecha' hacia el 'centro', se ha vuelto más moderado. Si antes su electorado era una población marginal del 2 al 3%, ahora su base de simpatizantes creció. Son bastantes, y en el futuro cercano puede llegar a ser los líderes del oeste y centro de Ucrania. Esperamos que logren ganarse al electorado, así será mientras más se muevan hacia el centro. Mejor los nacionalistas que abiertamente dicen lo que piensan, que los que están en silencio haciendo sus cosas a espaldas".

UJCU

En total hay en Ucrania más de cien mil judíos, unidos en 482 comunidades que comprenden las Comunidades Judías Unidas de Ucrania (UJCU) si bien el derecho a recibir la ciudadanía israelí lo tienen en Ucrania entre 300.000 y medio millón de personas. Ellos juegan un papel especial que fue puesto de relieve en el último congreso UJCU en octubre de 2011, donde constantemente se hacía hincapié en que en Ucrania se han puesto en práctica las tendencias y los aspectos más importantes de la vida judía.

En 2010, Kolomoysky fue elegido jefe de las Comunidades Judías Unidas de Europa (CJUE), después de lo cual su casa matriz se encuentra en Bruselas, en la sede del Parlamento Europeo. Kolomoyski por su elección tiene una importancia fundamental, ya que, en su opinión: "la comunidad judía de Ucrania actuaría como una locomotora que conducirá a Ucrania en la Comunidad Europea". Sin embargo, una comunidad ucraniana unida debe servir como modelo para los judíos europeos, cuyas comunidades están divididas y no están conectadas realmente. "Las comunidades judías en Europa – dijo – deben ser una familia común, ya que Europa se convirtió en una nación unida" , y que "el cordón umbilical que les une a todos es Israel, sin el cual los judíos de Europa no se ven a sí mismos".

El Vice Presidente de la UJCU y Jefe del Congreso Judío ucraniano, es Vadim Rabinovich. También millonario y hombre de negocios influyente en Ucrania, ciudadano de Israel, que junto con Kolomoysky, están estrechamente relacionados con el representante de la secta Jabad, el Gran Rabino de Dnepropetrovsk Shmuel Kaminezki y su mentor espiritual, el fallecido Schneerson.

Kolomoysky y Rabinovich llevaron a cabo una operación exitosa , la creación de una estructura de presión para promover sus propios intereses y los intereses de Israel en Europa. Ahora no necesitan ningún tipo de intermediarios para entrar en negociaciones con el liderazgo de la UE y, posiblemente, coordinar la política de la UE hacia Ucrania y los judíos podrán decidir en todos los asuntos de la delegación de Ucrania en el Parlamento Europeo y en todas las instituciones de la UE.

Dnipropetrovsk

Ucrania es el hogar de una de las comunidades judías más cohesionadas y bien organizados de Europa. Su núcleo es la comunidad judía de Dnepropetrovsk. Dnepropetrovsk es considerado como el centro espiritual de los sionistas, porque es la ciudad natal del séptimo Rebe de Lubavitch, Menachem Mendel Schneerson, y la capital del Chabad ucraniano. Dnipropetrovsk fue la segunda ciudad después de Kiev que visitó el presidente israelí, Shimon Peres, durante su visita a Ucrania en 2010. El punto central de su visita fue para acudir a la Sinagoga Coral "Rosa de Oro", donde se reunió con el público y los líderes de la ciudad y la región (el Gobernador, el presidente del consejo regional y el alcalde) , la comunidad de Dniepropetrovsk es considerada “única” en su unidad y Shimon Peres la instó a ser un ejemplo para otras comunidades e Israel.

Actualmente en Dnepropetrovsk se ha finalizado la construcción de los más grandes centros judíos multifuncionales del mundo llamado "Menorah", que se encuentra en un solo complejo, con la sinagoga "Rosa de Oro" y los edificios y la infraestructura judía existentes en las que se ha construido uno de los mayores museos del Holocausto, y será sede de diversos actos públicos. Sin embargo, no sólo eso es nuevo en la ciudad. Como dijo el gobernador de Dnipropetrovsk Alexander Vilkul todas las casas, centros comerciales y culturales que se han edificado aquí en los últimos años, han sido construidos por la comunidad judía, que literalmente cambió el rostro de la ciudad.

Publicado en: El Espía Digital (05/11/2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario