viernes, 2 de enero de 2015

Estados Unidos no puede empezar una gran guerra en Ucrania

¿Cuánto tiempo Occidente está dispuesto a pagar por la economía en ruinas de Ucrania sin garantías del inicio de su guerra contra Rusia? La regla estratégica de Occidente dice: perdido el control sobre el territorio, crea la Antítesis.

Es posible entender lo que está sucediendo en Ucrania, pero es mucho más difícil de evaluar y predecir la evolución de los acontecimientos. Cualquiera que sea el caso, es necesario seguir constantemente una regla: dejar las emociones a un lado. La sangre, la muerte y la destrucción son los golpes emocionales más graves, pero si usted sigue sus emociones, usted no realizará ni una evaluación adecuada ni una previsión correcta.

Por lo tanto, por difícil que pueda ser, deje sus emociones a un lado. Para evaluar el juego geopolítico (y esto es lo que estamos viendo) necesitamos la cabeza fría. Sólo los manipuladores conscientes quieren que usted piense con el corazón (y votar con el corazón - como por Yeltsin en 1996).

Los Estados Unidos y Occidente se enfrentan a las crisis más fuertes de su historia. La fuerza y la profundidad del problema se ven agravados por el hecho de que ... Occidente ha ganado. Incorporó la práctica totalidad de Europa, aplastando, en diversos grados, todo el mundo, con algunas excepciones.


Ahí radica el problema - toda su vida Occidente vivió del robo. Ahora aquellos que pueden ser robados son cada vez menos, y aquellos con los que es necesario "repartir el botín", es decir el nivel de vida que se basa en las emisiones en dólares de libre disposición, son cada vez más. De ahí la enorme deuda nacional. En los Estados Unidos es de 18 billones de dólares, pero este tipo de deudas, e incluso peores ratios de la deuda pública y el PIB, existe en todos los países llamados desarrollados.

¿Qué solución los EE.UU. y sus aliados más cercanos están buscando en esta situación? Ahora es evidente para todo el mundo. La solución es la guerra. Caos. Pero este caos y esta guerra deben llevar a un "colapso controlado".

Como resultado EE.UU. debe eliminar dos amenazas a su poder - China y Rusia. Lo ideal es hacer que choquen entre sí. Para ello los EE.UU. tiene que cambiar el régimen en uno de estos países. Obviamente, los estadounidenses piensan que el cambio de régimen en Rusia es una tarea fácil.

La cuestión es ¿cómo lograr esto? La revolución de colores no funcionó en 2011, ya que Putin se convirtió en presidente de nuevo.

Lo que Occidente hace cuando pierde en cualquier territorio es más importante para la comprensión de los acontecimientos en Ucrania.

Cuando hablamos de una pérdida occidental nos referimos al fracaso de sus planes y la pérdida de control sobre un área determinada, total o parcial.

¿Qué hacen los estrategas occidentales en una situación así?

1949. Gran Bretaña es "expulsada" de la India. Antes de abandonar, los británicos crearon la anti-India - un nuevo estado de Pakistán. Las tensiones y los conflictos militares entre los nuevos estados sobrevinieron. En fin, muchas oportunidades para los anglosajones.

Otra vez en el año 1949. Como consecuencia de la guerra civil en China, el prosoviético Mao Zedong gana. Los EE.UU. pierden el control sobre China. ¿Qué hacen? Crean la anti-China -Taiwan. Evacuan allí el ejército de Chiang Kai-shek bajo la protección de la US Navy. Las tensiones, la posibilidad permanente de guerra entre China y la anti-China surgieron. Plaza de Tiananmen de 1989, Beijing - ¿quién puede decir la "desesperada" China continental a partir de los agentes de los servicios especiales de Taiwán?

Atención por favor. En el juego geopolítico otorgar un reconocimiento diplomático es seguir los actuales intereses "nacionales", y nada más. En primer lugar, los Estados Unidos reconoce a Taiwán como China. Para aquellos que no conocen: hasta 1973 el representante de Taiwán en las Naciones Unidas estaba sentado como el representante de China. Pero más tarde Washington cambia su posición, reconoce a Beijing y deja de reconocer a Taipei. Al mismo tiempo que apoya firmemente Taiwán e impide la reunificación de las dos "Chinas".

No hay que alejarse mucho en la historia. La regla de oro de los países anglosajones: perdido el control sobre un territorio - crear su Antítesis.

En 2011, Occidente pierde el control de Rusia - no del todo aún, pero sus planes para negar a Putin otro período presidencial fallan. El desmantelamiento de la quinta columna comienza, Rusia defiende firmemente sus intereses en el mundo.

¿Qué debe hacer Occidente? Crear la Antítesis. Esto es: la anti-Rusia.

Y los anglosajones comienzan a crearla, el suelo se prepara en Ucrania. La propaganda comienza en 1991 e incluso antes, militantes son entrenados, el dinero se asigna, la élite se compra y es sobornada.

De acuerdo a los planes de Estados Unidos, Yanukovich debía derrocarse durante las elecciones de 2015. Derrocarlo de tal manera como para poner en marcha la histeria anti-rusa y comenzar a crear la anti-Rusia desde Ucrania. Las circunstancias obligan a un inicio más precoz, pero de acuerdo a la regla principal: No se requiere la salida pacífica de Yanukovich, sino una derrota sangrienta para culpar a Rusia.

Lo que está ocurriendo hoy en Ucrania no es más que la creación de la anti-Rusia. La propaganda, el odio, la disposición a destruir y matar por parte de los nacionalistas banderitas y de algunos ciudadanos comunes engañados.

¿A dónde quieren ir los EE.UU con eso? A la guerra entre Ucrania y Rusia, pero a "iniciativa" de Ucrania. ¿Cuándo? Cuando fortalezcan al ejército ucraniano, encargándose de equiparlo, crearlo y prepararlo. Eso llevará unos cinco años. Después de que los EE.UU. traten de enfrentar a las dos partes de la misma nación una contra otra, favorecer un conflicto Ucrania contra Rusia, con la excusa de Crimea.

Aunque Crimea no se hubiera reunificado con Rusia, todavía seguiría siendo una excusa. Con el ejército ruso en Crimea, y la población pro-rusa que vive allí le daría a Estados Unidos una gran cantidad de oportunidades para la organización de conflictos y provocaciones. Por lo tanto, independientemente de las acciones de Putin y del pueblo de Crimea, el plan occidental seguiría siendo el mismo.

¿Qué puede detener el desarrollo de este terrible escenario de caer en una gran guerra entre hermanos?

El apoyo a aquellos ucranianos que no están de acuerdo con este giro de los acontecimientos.

Occidente ha creado la anti-Rusia, Rusia debe ayudar y apoyar a la anti-anti-Rusia.

Cuando en el sureste de Ucrania las personas que no estaban de acuerdo con el golpe de Estado en Kiev se levantaron, pocos tenían una clara idea de que estaban "bloqueando el camino" de un escenario tan terrible. La presencia de la anti-anti-Rusia como parte de una Ucrania federalizada, negándose a apoyar a Occidente, o a sacar las castañas del fuego por él, bloqueó los planes occidentales para desatar la guerra ruso-ucraniana. ¿Recuerda el final de la primavera de 2014?

La llamada insistente de Moscú para la integridad territorial de Ucrania, y por la federalización y las negociaciones. Moscú necesita una Ucrania unida, donde la parte pro-rusa de la sociedad debe "atar" las manos de los militantes y políticos comprados, y que no permitirá llevar a todo el pueblo de Ucrania a la guerra.

Occidente no necesita ni la paz ni la prosperidad de Ucrania. Necesita un Estado militarizado con una ideología agresiva en forma de odio dirigido contra Rusia.

Kiev inicia acciones agresivas contra el Donbás. Inmediatamente la propaganda sobre los "terroristas" y el ejército ruso comienza. Las acciones militares, llevadas a cabo con crueldad hacia los civiles, dan Occidente dos posibilidades:

- Ganar por medios militares y luego iniciar el colapso planificado de la economía de Ucrania como el comienzo de su preparación para la guerra contra Rusia. Como todos sabemos, el bien alimentado no quiere luchar. Así Occidente puede culpar a Rusia por las dificultades y penurias, mientras que el servicio militar proporciona un ingreso, aunque sea uno pequeño;

- Para llevar a Rusia a la guerra, obligándola a enviar tropas a Ucrania. La derrota de las fuerzas armadas de Ucrania no le importaría a Occidente. No quiere la victoria, quiere la guerra misma.

Y cuantos más ciudadanos ucranianos murieran en la guerra, mejor para Occidente - la rebelde nación eslava se eliminaría a sí misma. Como resultado de la guerra en Ucrania, Occidente tratará de repetir la revolución de 1917 y "derrocar al régimen del Kremlin con sangre". Todo ello con el fin de tomar la iniciativa hacia la preparación de la guerra entre Rusia y China.

Pero un problema sucedió. No se logró ni el éxito militar ni la invasión por parte de Rusia y su participación en el conflicto civil.

¿Y después qué? Pues eso.

La existencia de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk como anti-anti-Rusia es la clave para inhabilitar a Occidente de iniciar una guerra entre Ucrania y Rusia.

La bala de cañón en su pierna no deja a los Estados Unidos impulsar a Kiev hacia esta gran guerra con decenas, cientos de miles de víctimas.

Es por eso que Moscú está ayudando al Donbás en todo lo posible y es la razón por la cual Serguéi Lavrov dice que Rusia está a favor de la integridad territorial de Ucrania.

Es por eso que Rusia no reconoce a las autoproclamadas repúblicas de Lugansk y Donetsk como estados independientes. Para reconocerlos, para hacerles secesión de medios para poner en marcha la cuenta atrás para la guerra con Ucrania. En este escenario, el plan de Occidente entra en acción: hay Rusia, hay Anti-Rusia, y hay Novorrusia. Ya no hay más Anti-anti-Rusia. En caso de que el Donbás se incorporase a Rusia, los de Washington se pondrían de pie y darían una sonora ovación. Esto es: la guerra se hace prácticamente inevitable. La imagen de Rusia como el enemigo sería creada por la propia Rusia.

En la situación actual las tácticas rusas en Ucrania son las únicos correctas. Estados Unidos tiene que pagar para apoyar a 40 millones de personas, Rusia debe ayudar a sólo 3 millones de personas en el Donbás y a 1,5 millones de refugiados. Moscú insiste constantemente en negociaciones, no permitiendo que el agresor sea influenciado por Occidente a "quitar el peso" de su pierna, y no permitiendo que las RPD y RPL sean derrotadas militarmente.

¿Cuánto tiempo estará dispuesto Occidente a pagar por la economía en ruinas de Ucrania sin garantías de comenzar su guerra contra Rusia? Esta gente no hace nada sin una razón, no tiran el dinero. Incluso a los militantes en Chechenia en los años 90 no les dieron de dólares, sino que les dieron clichés para la impresión de dólares falsos.

La autofinanciación es el principio de la política anglosajona, en casos extremos un reembolso dentro de un corto período de tiempo. Un ejemplo sorprendente: los bolcheviques que pagaron con oro de Rusia a través de los bancos suecos y las concesiones posteriores, "luchadores por la libertad" libios cuyos dólares del petróleo salen de Libia para destinos desconocidos.

El tiempo es de gran importancia en la actualidad. La apuesta de Occidente es organizar un nuevo Maidan en Rusia, ahora que el camino hacia la guerra en Ucrania fue bloqueado por el coraje y la determinación de los combatientes de la milicia de Donetsk y Lugansk. La apuesta de Rusia es esperar hasta que Occidente pierda su interés en Ucrania debido a los altos costos sin ningún beneficio tangible.

El deseo de Washington de obtener "al menos algo" conduce a la presión sobre Europa y al paradójico deseo de los europeos de no permitir la construcción del "South Stream".

¿Paradoja? Ninguna paradoja. Washington quiere aprovechar la inestabilidad de Ucrania por lo menos para una posibilidad de chantaje del gas a Moscú. Y a Europa.

Esa es la esencia de los acontecimientos actuales y pasados en Ucrania.

Y la última cosa que quiero decir en este sentido.

Pocos en la actual Ucrania entienden lo que el enorme coraje de los residentes del Donbás juega en la política mundial de hoy en día. Ellos están rescatando todo el Mundo Ruso hoy. Y la paradoja es que ellos salvan la vida de cientos de miles de ciudadanos del resto de Ucrania.

Los mismos niños que hoy están "saltando" en las escuelas de Ucrania, cuyos padres recaudan dinero para la "Operación Anti-Terrorista" (ATO), apoyan a las autoridades de Kiev, que en caso de derrota del Donbás, en un período muy corto de tiempo se convertirán en carne de cañón, de acuerdo con el plan de Estados Unidos.

Eso es lo que todos necesitamos recordar, independientemente de nuestra ciudadanía actual.

Publicado en: Vzgliad (25/12/2014)

Traducción: Geopolítica Multipolar

No hay comentarios:

Publicar un comentario