jueves, 26 de febrero de 2015

Irán destruye replica de portaaviones norteamericano en maniobras navales en el Golfo Pérsico

Guardianes de la Revolución hunden con éxito una réplica del portaaviones clase Nimitz norteamericano, en unos ejercicios militares llevados a cabo en el Golfo Pérsico. El objetivo de estos ejercicios de guerra es demostrar el potencial iraní y su capacidad para cerrar al tráfico marítimo el estrecho de Ormuz, un estratégico paso por el que se mueve el 20% del petróleo consumido en el mundo.
























TEHERÁN.- Con los ejercicios “Gran Profeta 9” , este cuerpo militar especial destinado a la defensa del régimen islámico quiere demostrar su poder al mundo, mediante lanchas rápidas y equipos y armas avanzados como radares marinos, diferentes tipos de misiles, sistemas electrónicos avanzados de comunicación y medianos y grandes torpedos calibre entre otros, informó agencia local iraní Fars.

El comandante del Cuerpo general Mohamad Ali Yafari dijo que las maniobras han alcanzado “todos los objetivos”  y expresó su esperanza de que un día aumente la unión entre los países de la región “para que nuestro enemigo (en referencia a EEUU) salga de la zona y haya seguridad total en la región”


Yafarí aseguro que cuando la tecnología avanzada que usa su país se mezcla con la fe crea una potencia única y agregó que si algo ocurriera, “la zona del mar de Oman, el estrecho Ormuz y el Golfo Pérsico estará bajo el dominio total de la fuerza naval de los Guardianes de la Revolución” .

Por su parte, el presidente del Parlamento, Ali Lariyaní, ha viajado al sur con el objetivo de estar presente en las maniobras dada “la situación en la región”  y subrayó su importancia.

La televisión estatal mostró las lanchas de la Guardia atacando la réplica de un portaaviones estadounidense. Las maniobras, en las que también se derribó un avión no tripulado y se colocaron minas submarinas, fueron las primeras que contaban con un falso portaaviones de Estados Unidos.  

   
Estrecho de Ormuz, angosto paso estratégico que comunica
el Golfo Pérsico, rico en hidrocarburos, con el océano Índico.
“Los portaaviones americanos son grandísimo arsenales de munición que alojan muchos misiles, cohetes, torpedos y todo lo demás” , dijo el jefe de la marina de la Guardia, el almirante Ali Fdavi, en la televisión estatal, añadiendo que un impacto directo de un misil podría provocar una gran explosión secundaria.      

El comandante de la Guardia Revolucionaria, el general Mohamad Ali Yafari, dijo que las maniobras envían un “mensaje de la fuerza” de Irán a “potencias extraterritoriales” , en referencia a Estados Unidos.      

Irán está negociando un acuerdo final sobre el polémico programa nuclear del país con Estados Unidos y otras cinco potencias mundiales. Ambas partes esperan alcanzar un acuerdo marco el mes que viene y un acuerdo final en junio.      

Las naciones occidentales sospechan desde hace tiempo que Irán trabaja en un programa encubierto de armas nucleares, algo desmentido por Teherán. Cada año, los Guardianes de la Revolución, las Fuerzas Armadas regulares de Irán y también las milicias de Voluntarios Islámicos  (Basij) realizan numerosos ejercicios en ese país para probar su preparación, armamento y equipos, la mayoría de producción nacional, dado el embargo de armas impuesto al país por la ONU.

Con frecuencia, las autoridades castrenses iraníes anuncian que la industria militar local ha desarrollado nuevas armas, equipos de alta tecnología, aeronaves, barcos o vehículos terrestres.

Publicado en: Prensa Libre (25/02/2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario