lunes, 2 de marzo de 2015

Rusia bajo ataque. Provocación en Moscú en una operación encubierta: Asesinado el político liberal ruso Borís Nemtsov

Senador norteamericano John McCain (en el centro) y Borís Nemtsov (a la derecha de la imagen).






















Se veía venir. Los acuerdos de Minsk, el fracaso de las sanciones, evitar las provocaciones de la OTAN, etc., llevarían a que los enemigos de Rusia y sus agentes del interior intentaran una nueva provocación. Aparentemente, una torpe provocación, porque con Putin en sus máximos de popularidad, no es creíble que fuera a hacer nada contra la oposición, pero los medios occidentales ya tienen carnaza para seguir con sus campañas antirrusas.

Borís Nemtsov, un conocido político liberal opositor ruso que en 1997 ocupó el cargo de primer viceprimer ministro, ha sido asesinado a tiros en el centro de Moscú, informó hoy su correligionario Ilyá Yashin a la agencia RIA Novosti. La policía ha confirmado el asesinato y ha puesto en marcha una operación especial para dar con los autores del crimen, según Interfax.


Según policía, un hombre desconocido disparó cuatro veces al político, informa la agencia TASS. Según testigos, los agresores dispararon al político por la espalda desde un automóvil. El asesinato ha tenido lugar en pleno centro de Moscú, a pocos metros del Kremlin. La Policía no descarta la versión del asesinato por encargo.

Actualmente, el político era diputado del Parlamento de la región de Yaroslavl y copresidía el partido liberal RPR-Parnas, de reminiscencias liberales y prooccidentales. Dicha formación fue nombrada en forma abreviada —por sus siglas en ruso— PARNAS. Surgirá como un intento más de resucitar a uno de los partidos de la historia pre-revolucionaria del Imperio Ruso y en particular, de la época del zar Nikolás II. El Partido de la Libertad Popular: así se llamaban oficialmente los demócratas constitucionalistas que desempeñaron un papel importante en la primera experiencia del desarrollo de una tradición parlamentaria en el país y luego, durante la Revolución de 1917 y la consecutiva Guerra Civil.

Putin: El asesinato del político opositor Nemtsov es una provocación

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, admitió que el asesinato del opositor ruso Borís Nemtsov reúne los rasgos de un asesinato por encargo y que tiene el carácter de una provocación.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha ordenado a la policía, al Comité de Investigación y al Servicio de Seguridad la creación de un grupo de investigación para esclarecer el asesinato del político opositor Borís Nemtsov la noche del sábado, en el centro de Moscú, informó el portavoz del presidente Dmitri Peskov.

"Putin admitió que este asesinato brutal reúne todos los rasgos de un asesinato por encargo y que tiene un carácter netamente de provocación", citó Peskov las palabras del presidente.

El presidente también expresó su más sentido pésame a la familia y allegados de Borís Nemtsov.

Publicado en: El Espía Digital (28/02/2015)


Bastantes menos de las 50.000 personas que habían anunciado los organizadores, unas 15.000 personas salieron al centro de Moscú para dar el último tributo al político opositor y oligarca de la era Yeltsin Borís Nemtsov, asesinado la noche del viernes.

La acción, concordada con las autoridades de Moscú, a las que se les dijo que acudirían 50.000 personas, se inició a las 11:00 GMT.

Previamente, en una acción indigna de un país serio, el embajador de los EEUU dejó unas flores con los colores de la bandera de Ucrania en el lugar donde fue asesinado el oligarca judío.

El embajador estadounidense John Tefft, llegó al lugar del asesinato en el puente del Gran Río Moscova, acompañado por personal de la embajada donde colocó un ramo de flores con una bandera de Ucrania. "Estoy aquí hoy con mis colegas de la embajada para expresar nuestro respeto a Boris Nemtsov," - dijo Tefft a los periodistas.

Recordó que el presidente estadounidense Barack Obama y el secretario de Estado John Kerry hicieron declaraciones poco después de la muerte del político, en la que condenaron el crimen y pidieron una investigación sobre el incidente, informó RIA Novosti.

¿Quién era Boris Nemtsov?

Ex viceprimer ministro en los años 90, conocido político y uno los opositores al actual Gobierno de Rusia, Borís Nemtsov fue diputado del Parlamento de la región de Yaroslavl en su sexta convocatoria, además de uno de los fundadores y líderes de la organización opositora 'Solidarnost' (Solidaridad). Asimismo fue uno de los organizadores de las protestas callejeras no autorizadas en Rusia en 2007 y de las manifestaciones de 2011-2013.

En 1998 fundó el movimiento liberal 'Rossiya Molodaya' ('Rusia Joven'), del cual surgió el partido 'Unión de Fuerzas de Derecha' (1999-2008). Entre 1999 y 2003 fue Diputado de la Duma Estatal de la Asamblea Federal de la Federación de Rusia, vicepresidente de la Duma Estatal entre el 16 de febrero y el 31 de mayo de 2000.

Convertido en un oligarca por ser amigo del entorno de Yeltin, entre 2004 y 2005 fue Presidente del consejo de administración del consorcio Neftianói.

En 2008 aparece como uno de los iniciadores del movimiento de oposición 'Solidarnost' (Solidaridad). Según Nemtsov 'Solidarnost' decían es "la coalición que une a los demócratas de la oposición de las creencias tanto izquierdistas, como centro-derechistas y liberales".

En 2010 'Solidarnost' entra en la coalición del Partido de la libertad popular 'Por una Rusia sin anarquía ni corrupción' (abreviado PARNAS en ruso), con reminiscencias de la época zarista.

Participó en las protestas de 2011-2013 en Rusia organizadas por periodistas rusos, activistas políticos que rechazaron los resultados de las elecciones legislativas rusas del 4 de diciembre de 2011. Entre otras protestas, dos grandes manifestaciones autorizadas por el Gobierno se celebraron en Moscú ese mismo mes de diciembre. Los activistas exigían cambios en el sistema político del país. El entonces presidente ruso, Dmitri Medvédev, aseguró que las manifestaciones son "una demostración de democracia" y propuso introducir cambios radicales en el sistema político del país para modernizarlo desde dentro. Las reformas propuestas entraron en vigor en abril-mayo de 2012.

Desde entonces, su figura solo ha sido una representación de la quintacolumna occidental en Rusia. Un líder de la oposición que en las últimas elecciones no tuvo el respaldo electoral para conseguir ni un solo escaño en la Duma, de los 450 escaños que lo componen y se han tenido que conformar con un solo escaño provincial en una región alejada. Hay que decir que el partido RPR-Parnas dispone de buenas fuentes de financiación por medio de oligarcas judíos desde el exterior y todos sus dirigentes son sionistas, Nemtsov incluido.

De vida ostentosa y disoluta, tenía actualmente una relación con una conocida modelo ucraniana, a la que según algunas informaciones, obligó recientemente a abortar. Conocido por sus juergas con “señoritas” y aficionado al alcohol, Nemtsov solo puede ser calificado como oligarca que se enriqueció a costa del pueblo ruso y un agente al servicio de potencias extranjeras.

Detenido en la marcha de Moscú uno de los participantes en la masacre de Odessa

Alexei Gontxarenko, uno de los organizadores de la masacre de Odessa, “apareció” en la marcha por el funeral de Nemtsov. Al ser identificado fue detenido por la policía rusa.

En estas imágenes podemos ver al presunto criminal a las órdenes de Kiev en Odessa, durante los incidentes y dentro de la Casa de los Sindicatos fotografiando los cadáveres de las víctimas.

Y para despejar las dudas sobre la catadura del personaje, amigo de Nemtsov, en esta imagen lo podemos ver con el senador norteamericano MacCain, el mismo que se reunía con los líderes yihadistas en Siria o se paseaba por el Maidán. La corbata de Gontxarenko dice “Dios, detén a Putin”.


Análisis: ¿A quién beneficia la muerte de Boris Nemtsov?

Por Juan Aguilar*

Con toda probabilidad, el asesinato de Boris Nemtsov es parte de la campaña para desacreditar al presidente ruso Vladimir Putin y desestabilizar a la Federación de Rusia. Y siguiendo ese hilo, los autores intelectuales solo pueden encontrarse entre los enemigos geopolíticos de Moscú.

Según una publicación patrocinada por la CIA que no perdió tiempo en la actualización de la biografía de Nemtsov, describían a éste como un "abierto crítico de Vladimir Putin."
Los medios de comunicación occidentales, al unísono como siempre, han dejado caer en las últimas horas que sería el presidente Vladimir Putin quien estaría detrás de este asesinato.  Para empezar, todos coinciden en que Putin es un brillante estratega y político que, contra todo pronóstico, ha llevado a Rusia de estar al borde de la pobreza absoluta, la desintegración, y el desastre, a ser de nuevo una superpotencia mundial. Cualquiera puede  darse cuenta de que se está tratando aquí con un verdadero exponente de un casi olvidado arte perdido: Putin es un excelente estadista.

Por lo tanto, tenemos que preguntarnos: ¿Qué podría Putin ganar con el asesinato de Nemtsov? A primera vista, podría parecer que algo tendría que ganar Putin desapareciendo un conocido opositor de su idea de la futura Rusia. Pero con un nivel de popularidad del 85%, el más alto de cualquier político en nuestro planeta, Putin no tiene necesidad de asesinar a ningún oponente.

Wikipedia nos dice: "En las elecciones parlamentarias de diciembre de 2003 el grupo de fuerzas derechistas, cuya lista fue encabezada por Nemtsov y Chubais, recibió sólo 2,4 millones de votos, o sea el 4% del total, porcentaje por debajo del 5% umbral necesario para entrar en el Parlamento y la pérdida de todos sus escaños en la Duma de Estado". Es decir, el gran “líder de la oposición” Nemtsov no consiguió un solo diputado para la Duma en toda Rusia.

Nemtsov ni siquiera consiguió ser elegido como alcalde de Sochi, su ciudad natal, obteniendo un mero 14% de los votos en las elecciones municipales de 2009 de esa ciudad. Putin tendría que estar loco de ordenar el asesinato de un quintacolumnista tan obviamente impopular.

Putin asimismo debe haber sido consciente de la asesinato del difunto Alberto Nisman (1963-2015), el fiscal jefe del atentado con coche bomba de 1994 en el Centro Judío en Buenos Aires. ¿Se benefició la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de que asesinaran a Nisman? ¿Pudo tener algo que ver con la muerte de Nisman?

La respuesta obvia es que no. Nisman fue un mero instrumento para atacar al gobierno argentino, un confidente del gobierno estadounidense a cargo de la investigación de un trágico suceso que tuvo lugar muchos años antes de que los Kirchner asumieran el poder. Pero, debido a la muerte de Nisman, la posición de Cristina se ha debilitado considerablemente. El asesinato ha llevado, entre otras cosas, a manifestaciones de cientos de miles de argentinos crédulos en escuchar, ver y creer lo que vomitan los medios de comunicación al servicio de la política atlantista encabezada por EEUU.

¿Necesitaba Putin matar a un hombre que decía que Crimea debería pertenecer  efectivamente a los enemigos de Rusia y aspiraba a separarla a pesar del apoyo abrumador del pueblo de Crimea de reunificarse con Rusia, y a pesar de la arbitrariedad de que Crimea nunca perteneciera a Ucrania, y a pesar de la importancia crítica de Crimea para la seguridad de Rusia? ¿Podría un ex asesor del FMI, como fue Nemtsov, al servicio del presidente ucraniano  Yushchenko representar una amenaza para la política patriótica y popular de Putin?

Pero esta historia no debe limitarse a defender al presidente Putin de un absurdo asesinato. Si preguntamos a quién beneficia, la repuesta es inmediata: al gobierno de Estados Unidos. Ese gobierno puede estar  bien directamente involucrado en el asesinato de Nemtsov, o haber utilizado algún otro instrumento para llevarlo a cabo (la lista de socios incluye al MI6, al Mossad, a la dictadura de Arabia Saudita, a los golpistas ucranianos, etc.,), pero en cualquier caso, ningún posible actor, incluido terroristas musulmanas de Al Qaeda e ISIS, habría urdido un plan de este tipo sin el conocimiento y el patrocinio de la CIA.

Este asesinato solo podría dañar a fin de cuentas al presidente Putin y su proyecto para Rusia. Las élites internacionales enemigas de Putin, esa colección de banqueros, generales y fantasmas, están llevando a cabo con claridad un intento de dominio geopolítico del mundo. Para ellos, Rusia bajo el liderazgo de Putin está actuando con fuerza, sin miedo, y sin embargo moderadamente en los asuntos mundiales, y ha impedido la conquista de Siria y la transformación de Crimea en una base militar estadounidense.

Estas figuras sombrías claramente quieren quitar de en medio a Putin. Si nada funciona, tarde o temprano seguramente intentarán asesinarlo, pero ese paso implicaría muchos riesgos no deseados. Después de todo, a diferencia de Allende en Chile, de Moro en Italia, de Lumumba en el Congo, de Chávez en Venezuela, de Sukarno en Indonesia y miles de otros amigos en todas partes, Rusia tiene un impresionante arsenal de las armas nucleares con sus vectores de lanzamiento.

Los enemigos de Rusia no tienen nada que perder con estos juegos. Los asesinos de Nemtsov eran casi seguramente los mejores profesionales. En el caso poco probable de que quedaran expuestos, podrían ser liquidados fácilmente. Y, en el caso todavía más improbable de que fueran detenidos y señalaran a servicios occidentales como instigadores, no habría consecuencias en Occidente, porque prácticamente todas las fuentes de información en esta parte del mundo están controlados por la CIA y sus aliados.

Para continuar nuestra exploración de la muerte de Boris Nemtsov, el próximo podemos recurrir a la historia. Aquí, vamos a centrarnos en sólo tres incidentes recientes. Con bombo y platillos, el gobierno estadounidense y sus medios de comunicación serviles (y Boris Nemtsov, por supuesto) de inmediato y sin pruebas acusaron a Rusia y a las milicias de Novorussia por el derribo del avión de Malasia MH17 en el que murieron sus 298 pasajeros. Tras un amplio e inmediato aluvión de noticias sin fundamento, y cuando poco a poco se comenzaba a saber la verdad, los medios de comunicación occidentales se olvidaron del tema.

Luego tenemos otra historia de éxito de la CIA, el llamado golpe del Maidan de 2014. Todo el mundo sabe a estas alturas que se trataba de una acción patrocinada por la CIA. Incluso sabemos el precio: 5 mil millones de dólares. Además, para eliminar al presidente electo de Ucrania, la CIA usó francotiradores ucranianos que mataron a sus propios manifestantes a fin de propiciar el golpe de estado en Ucrania.

El tercer ejemplo es Argentina. Para el año 2003, primero con el presidente Néstor Kirchner y tras su prematura muerte, su esposa, Cristina Fernández de Kirchner ganaron las elecciones presidenciales. A pesar de las campañas de los medios de comunicación occidentales contra los Kirchner, a pesar de la oposición oligárquica, los Kirchner han logrado desafiar a los angloamericanos y aplicar políticas semi-independientes, con mayor prosperidad y libertad para sus compatriotas. Las cosas se pusieron realmente feas cuando Cristina se resistió un juez estadounidense y no pagar una deuda odiosa a los poderosos fondos buitres americanos. Otro ejemplo de desafío de Cristina es proporcionada por la renacionalización de YPF, una empresa petrolera. Ella cruzó la línea, y tenía que ser sacada del poder por cualquier medio. Así, a la Agencia Central de Asesinatos se le ocurrió una estratagema diabólicamente ingeniosa para someter a la desobediente Cristina. Esa es la historia completa del sórdido asunto Nisman.

La falta de escrúpulos es característica del gobierno estadounidense. Gobernantes que mataron, por ejemplo, en 20 años a 2,5 millones de iraquíes con falsos pretextos, llevaron el caos total a esa antigua y orgullosa civilización, y dejaron atrás, para siempre, un páramo ambiental, son capaces de cualquier crimen. Matarían a cien millones de Nemtsovs para lograr sus objetivos sin pestañear una sola vez.

En nuestra opinión, la probabilidad de que el gobierno ruso está detrás de la muerte de Boris Nemtsov es cercana al cero, mientras que la probabilidad de la participación de la CIA y sus aliados y títeres es más del 90%. Y esto, aquí y ahora, nos permite hacer dos predicciones.

La primera predicción es esta. Los medios de comunicación occidentales intentarán demonizar a Putin y le cargarán con el asesinato de Nemtsov. Día y noche seremos bombardeados con historias del desafiante y heroico Nemtsov frente al pérfido y asesino Putin. Ninguna evidencia real se presentará contra Putin, pero estos villanos entienden muy bien la psicología humana  y repetirán la mentira muchas veces para lograr manchar el prestigio del presidente ruso.

La segunda predicción es más delicada. La CIA orquestará manifestaciones en todo el mundo. Tendremos marchas anti-Putin. Más importante aún, y esto es una de las probables razones por las que Nemtsov fue asesinado: se intentarán manifestaciones de traidores, ingenuos, ignorantes o mal informados rusos contra su presidente.

Si estas predicciones se hacen realidad, ellas serán la mejor prueba de que, muy probablemente, la CIA está detrás del asesinato de Boris Nemtsov.

*Director de Elespiadigital.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario