lunes, 27 de abril de 2015

Putin revela contactos entre servicios especiales de EE.UU. y extremistas del Cáucaso

Masacre de Beslán, perpetrada por terroristas chechenos e ingusetios contra una escuela en Osetia del Norte (sur de Rusia), en la que murieron al menos 385 personas, entre ellas 186 niños.























La inteligencia rusa registró contactos directos entre extremistas chechenos y representantes de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, ha revelado el presidente ruso, Vladímir Putin, durante una entrevista para la película documental 'El presidente', dedicada a sus 15 años en el poder.

"Una vez nuestros servicios de inteligencia registraron un contacto directo entre los militantes del Cáucaso del Norte y los representantes de los servicios especiales de Estados Unidos en Azerbaiyán. En realidad, desde allí ayudaban incluso con el transporte", dijo Putin en la entrevista para la película 'El Presidente', que se transmite por el canal Rossiya 1.

Putin señaló que se lo comunicó al entonces presidente de Estados Unidos, que a su vez dijo: "les daré una paliza", pero al cabo de diez días la inteligencia rusa desde Washington recibió una carta que decía: "Hemos apoyado y seguiremos manteniendo relaciones con todas las fuerzas de la oposición en Rusia. Y creemos que podemos hacerlo y lo haremos en el futuro", citó el mandatario ruso el contenido de aquel mensaje.


En el mismo contexto, el líder ruso subrayó que los terroristas no pueden ser utilizados para resolver problemas políticos o geopolíticos "de ninguna manera, nunca, en ningún lugar", enfatizó. "Porque si se los apoya en un lugar, levantarán sus cabezas en otro y sin falta golpearán a aquellos que ayer los apoyaban", dijo.

"Rusia estaba al borde del colapso a causa del terrorismo, fue indispensable luchar hasta el final"

El terrorismo en el Cáucaso del Norte en 1999 puso a Rusia al borde del colapso, por lo que la lucha contra eso exigió una acción decisiva, explicó Putin.

"He decidido por mí mismo: no había otra opción, hacía falta ir hasta el final", dijo el jefe de Estado ruso. "No se podía hacer otra cosa que suprimir el terrorismo", afirmó y añadió que "fue imposible llegar a un acuerdo [con los terroristas]".

Putin reveló que tuvo acceso a informes de inteligencia donde figuraban intercepciones a mensajes de terroristas internacionales que creían que aquel momento era una oportunidad histórica única de "arrancar el Cáucaso a Rusia", dijo. "Así que para nosotros estaba claro que o bien resistíamos o nunca tendríamos la posibilidad de salvar al país", señaló el presidente ruso.

Los momentos más difíciles de la Presidencia

Los actos terroristas, en particular el ataque contra el Teatro Dubrovka en Moscú y la masacre de la escuela de Beslán, han sido los momentos más trágicos y complicados durante los 15 años de su Presidencia, confesó Vladímir Putin.

"Por supuesto, los actos de terrorismo como en Beslán, en el Teatro Dubrovka... si usted está preguntando sobre [acontecimientos] trágicos, son los momentos más difíciles que se vio obligado a pasar nuestro pueblo", afirmó Putin.

Las sanciones no preocupan a Putin

El mandatario ruso no considera que haya que preocuparse por las sanciones de Occidente contra Rusia. "Las sanciones no son más que un intento de detener el desarrollo de Rusia, y vemos esos intentos a lo largo de la historia de Rusia, que se remontan a los tiempos imperiales", recordó Putin.

Ese intento de contener a Rusia es conocido "desde hace mucho tiempo, durante siglos, no hay nada nuevo aquí, no hay necesidad de preocuparnos", dijo.

Sobre la reunificación con Crimea: "Fue un elemento de justicia histórica"

Putin subrayó que Rusia va a ir hasta el final para proteger sus intereses: el presidente no duda que la reunificación con Crimea a Rusia fue una decisión correcta y no hay nada para lamentar. Para el jefe de Estado ruso, lo más importante ha sido el deseo de la gente de la península.

Hizo hincapié en que Rusia no podía abandonar a las personas que querían volver a Rusia y no querían ser gobernados por los nacionalistas extremistas. Además, subrayó que fue "un elemento de justicia histórica".

¿Se imagina Putin sin ser presidente?         

"Soy bastante capaz de imaginar la vida fuera de este cargo", declaró Putin. "Si uno es capaz de volver a un apartamento normal y vivir allí, y no solo existir en el ámbito interior de un palacio, creo que entonces no ha perdido el contacto con el mundo exterior", agregó el líder ruso.

Publicado en: RT (26/04/2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario