viernes, 8 de mayo de 2015

China y Rusia pactan conectar sus proyectos regionales




























Rusia reforzó este viernes su colaboración con China mediante la firma de varios contratos y acuerdos que, en conjunto, contemplan una mayor involucración financiera de Pekín en la economía rusa. El acercamiento bilateral tuvo lugar durante la visita del presidente Xi Jinping a Moscú para asistir a los festejos del 70º aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial. Los lideres occidentales se ausentarán del desfile de la Victoria de este sábado en la plaza Roja como protesta por la política del Kremlin en Ucrania. China es una de las plazas donde Moscú trata de compensar las restricciones al acceso a los mercados financieros impuestas por EE UU y sus aliados occidentales.

Putin y Xi se pronunciaron por una mayor colaboración tanto bilateral como extensiva a la Unión Económica Euroasiática (UEEA) y la Ruta de la Seda, los dos proyectos de integración económica que lideran respectivamente Moscú y Pekín. Ambos firmaron una declaración conjunta para “colaborar en la conexión” del desarrollo de la UEEA y del “cinturón económico” de la ruta de la Seda.

La UEEA y la nueva Ruta de la Seda son concepciones diferentes, pero parcialmente solapadas desde el punto de vista del territorio sobre el que operan. El proyecto ruso, en funcionamiento desde enero pasado, agrupa a Rusia, Bielorrusia, Kazajistán y Armenia, además de Kirguistán como Estado observador. El proyecto chino pone el énfasis en las infraestructuras de transporte y en la construcción de corredores económicos hacia Europa por tierra (cinturón a través de Asia Central) y por mar. El proyecto dispone de un fondo especial de 40.000 millones de dólares (35.600 millones de euros) creado por iniciativa de Xi. Moscú y Pekín “apoyan el lanzamiento de un mecanismo de diálogo entre la UEEA y China para la conexión de la integración económica euroasiática y la construcción del cinturón económico de la Ruta de la Seda”, señalaron los líderes. “La conexión de los proyectos de la UEEA y la ruta de la Seda supone la salida a un nuevo nivel de asociación y presupone de hecho un espacio económico común en el continente”, manifestó Putin tras sus conversaciones con el líder chino.

Los ministerios de Exteriores de ambos países crearán un grupo de trabajo para debatir sobre la formación de una zona de libre comercio a largo plazo.

China financiará con 300.000 millones de rublos (5.300 millones de euros) el proyecto de construcción del tren de alta velocidad desde Moscú a la ciudad rusa de Kazán, según el memorando de entendimiento firmado por los responsables de los ferrocarriles de los dos países en el Kremlin.

Entre los acuerdos firmados está uno entre Gazprom y la CNP sobre las bases del suministro de gas ruso a China por la ruta occidental (2.700 kilómetros y 30.000 millones de metros cúbicos al año) desde la zona siberiana del Altái hasta el occidente de China. El acuerdo marco de este proyecto se firmó en noviembre pasado.

Putin anunció que Gazprom ya ha comenzado a construir el gasoducto “la Fuerza de Siberia” desde Yakutia a China y que pronto se iniciará el tendido de la parte china de la tubería. Además, el fondo ruso de inversiones directas y la compañía china Citic Merchant firmaron un acuerdo para crear un banco de inversión destinado a captar capital chino para las empresas rusas. Estos socios crearán un fondo de inversión por valor de 2.000 millones de dólares independiente del banco común.

Por otra parte, el Banco Estatal del Desarrollo de China abrió al Sberbank de Rusia (controlado por el Estado) una línea de crédito por 6.000 millones de yuanes (860 millones de euros) y China financiará además proyectos industriales de clientes de Sberbank.

Publicado en: El País (08/05/2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario